Lacunza entregó las cuentas 2019 cerca del equilibrio fiscal, con proyección de déficit de 0,4%

Así surge de los números del Ministerio de Hacienda actualizados a noviembre. En 11 meses hubo superávit primario acumulado fue de $ 25.000 millones.

En el cierre de la gestión de Mauricio Macri, el Ministerio de Hacienda de Hernán Lacunza dio a conocer el dato fiscal de noviembre: en ese mes se registró un déficit primario de $ 6397 millones, que implica una reducción de $ 27.373 millones frente al rojo primario (antes de contabilizar los intereses de la deuda) de $ 33.770 millones de igual mes de 2018.

Aún con este rojo, entre enero y noviembre el superávit primario acumulado alcanza los $ 25.022 millones, lo que representa 0,1% del PBI, una mejora de 1,5 punto porcentual (pp) en relación al déficit de 1,4 p.p. del PBI en igual período de 2018. 

En el gobierno saliente insisten en que estos números son coherentes con un resultado de déficit primario de 0,4% del PBI, siempre y cuando no haya cambios de relevancia que impacten en el plano fiscal, en los primeros días de Alberto Fernández. 

"En función de la proyección actual de recaudación tributaria del mes de diciembre, y el programa de pagos establecido, estimamos que en 2019 el sector público no financiero tendrá un déficit primario de en torno de $ 93.000 millones, que equivalen a 0,4% PBI", destacaron en un comunicado.

De esta manera, en diciembre el déficit primario podría alcanzar los $ 118.000 millones, un mes que es estacionalmente elevado porque recaen pagos anuales, además del aguinaldo, y aún así cerrar dentro del esquema previsto para 2019, de un déficit primario de 0,4% del PBI. 

Cuando se incorporan los intereses de la deuda, en los primeros 11 meses del año, el déficit financiero alcanzó 2,7% del PBI, un 0,9 p.p. por debajo de igual período de 2018. 

En noviembre los ingresos totales crecieron 18 pp por encima de los gastos primarios (58% contra 40%). "Ya son 29 meses consecutivos con ingresos que crecen más que gastos primarios. En el año el diferencial de crecimiento entre recursos y gastos asciende a 13 p.p.", resaltaron desde Hacienda. 

Es que en noviembre, con el adelantamiento de las exportaciones por el temor al cambio en el esquema tributario significó que las retenciones registraran un salto de 265% interanual, un fuerte incremento que se tradujo en una mejora de un 58% en la recaudación. Los recursos no tributarios y de capital crecieron también un 58% interanual en noviembre. 

A su vez, el gasto primario creció 40,3% en noviembre, que en términos reales implica una caída de más de 7 p.p. Dentro de estos, las jubilaciones, pensiones y asignaciones mostraron una suba de 55%, "principalmente por el ajuste en los haberes que dispone la Ley de Movilidad. La asignación universal mostró un crecimiento superior al resto debido a la decisión de otorgar un incremento de 46% en marzo a cuenta de la movilidad del año", detallaron desde Hacienda.

Los gastos de operación crecieron 26%, donde el gasto en salarios mostró un alza de 31%, por debajo de la inflación del período, y las erogaciones en bienes y servicios un 11%. "El resto del gasto corriente mostró un alza de 13%, principalmente por la contención en el gasto en subsidios", aseguraron.

Las últimas definiciones desde el Ministerio de Hacienda de Macri en el cierre fiscal:

  • El equilibrio fiscal es clave para el desarrollo sostenible: el desequilibrio fiscal crónico nos llevó a altos impuestos y altas tasas de interés que dificultan la inversión y nos hicieron vulnerables a shocks externos. 
  • Con un fisco equilibrado, podremos reducir la deuda, facilitar la lucha contra la inflación, reducir la tasa de interés y permitir un aumento de la inversión y del crecimiento.
  • Venimos bajando el déficit y el gasto de manera sostenida. Cuando cierre 2019, habremos bajado el gasto en casi 6 puntos del PBI en cuatro años, algo sin precedentes.
Tags relacionados