La vuelta al FMI la acordó la “mesa chica y en secreto: buscan u$s 30.000 millones

En la decisión participaron Macri, Peña, Quintana, Lopetegui, Caputo, Dujovne y Sturzenegger. Y eligieron no contarlo de inmediato a los socios políticos.

Al presidente de la Nación, Mauricio Macri, le tomó sólo dos minutos y cuarenta segundos anunciar vía un mensaje grabado la vuelta de la Argentina a los créditos del Fondo Monetario Internacional (FMI). Pero la definición llevó un poco más de tiempo.

La decisión final se tomó la tarde anterior en el círculo más cercano al presidente de la Nación. Unas horas antes de la reunión que convocó a todo el gabinete económico del Ejecutivo y en la previa a la mesa política de Cambiemos, se reunieron en el ala norte de la Casa Rosada el presidente Macri, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, los vice jefes Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, los ministros de Finanzas, Luis Caputo, y Hacienda, Nicolás Dujovne, y el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger.

“La decisión se tomó en la mesa chica de economía, lo definieron antes de reunirse con el resto , explicó una fuente de la Casa Rosada a El Cronista. “Una vez que se tomó, se comunicó al resto del gabinete económico , agregó la misma fuente.

Lo que sí se esforzaron en explicar en el Gobierno es que la medida “no fue comunicada al resto de los miembros de la mesa política de la coalición de Gobierno. “No queríamos que se filtrara , se excusaron.

Paternidad

Aunque no se filtró quién fue el padre de la idea, muchos señalan a Dujovne, quien en la previa a ser funcionario público bregaba públicamente por la vuelta a tomar líneas del Fondo.

A la hora de encontrar explicaciones a la vuelta de la Argentina a los créditos del FMI, fueron bastantes simples: “No hay más plata. La semana que viene vencen $680.000 millones de pesos en Lebac (que convertidos a $22,80; el tipo de cambio del cierre de hoy, equivalen a u$s 29.800 millones) y no hay más plata, tenemos un fuerte déficit y no tenemos más margen. Las ideas que habíamos pensado, como los $ 30.000 millones de obra pública, era algo que teníamos pensado hacer más adelante, era una opción que manejábamos y hubo que adelantar la medida .

Aunque no hay un número oficial, y hay que esperar el derrotero de las negociaciones para ver cuándo y cómo ya que los créditos del FMI no es algo automático y depende de qué tipo de línea sea para ver los condicionamientos, entre los despachos oficiales de la Casa de Gobierno —y también en algunas oficinas del mercado— se especula con un número de 30.000 millones de dólares.
Tags relacionados
Noticias del día