La soja tocó precio récord e ilusiona al Gobierno por ingreso de dólares

El precio de la soja creció casi 40% durante 2020, y cotizó ayer a u$s 476 la tonelada en el mercado de Chicago, el punto más alto desde mediados de 2014. Este crecimiento ilusiona al Gobierno, ya que esta mejora podría impulsar a los productores a incrementar sus exportaciones, algo que desde Casa Rosada se intenta impulsar, aunque sin demasiado éxito, y a la espera del ingreso de divisas al país.

Hace un año había tocado los u$s 341,54, e incluso si se toman como referencia los u$s 301,95 del 16 de marzo último -el punto más bajo de 2020, ya con la pendemia afectando a buena parte del mundo- se observa una mejora de 56,8% en su cotización.

Este comportamiento alcista tiene mucho que ver con el paro de actividades que aceiteros y recibidores de granos llevan adelante en todos los puertos exportadores del país.

Sin embargo, los analistas entienden que a esta situación, que ya suma más de 20 días, también se le deben sumar cuestiones como un mayor caudal de dinero hacia las commodities, y al comportamiento de inversores que buscan mayor valorización.

Para la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), en tanto, las perspectivas, pese a este buen momento, no son las mejores.

"Si bien se vislumbra una posible solución al conflicto gremial que afecta los despachos de soja en el país, las preocupaciones a mediano plazo sobre la oferta global de la oleaginosa frente a una demanda que no presenta indicios de estar ralentizándose serían los principales impulsores de esta fuerte suba", explicó la entidad.

Asimismo, según la agencia Télam. desde la corredora de granos Grassi indicaron que "las expectativas positivas respecto de la resolución del conflicto que paraliza las actividades portuarias en Argentina se diluyeron y volvió a dominar la incertidumbre".

En medio de esto, otro de los puntos que se deberá seguir de cerca es qué ocurrirá con las retenciones a las exportaciones, un factor clave para el movimiento del sector.

El 31 de diciembre vence la pequeña baja que el Gobierno anunció para motivar a los productores a vender al exterior, generando de este modo una mejora en el ingreso de divisas al país. Así, en octubre bajó del 33% habitual al 30%, mientras que en noviembre pasó a 31,5% y en diciembre a 32%. A partir de enero retornarán al 33%.

Esta medida no fue bien recibida por los productores, que no se volcaron al mercado exportador en los niveles que esperaba el Gobierno. Esto generó que no se aprovecharan las mejores perspectivas de precios que se dieron en los últimos meses respecto de la soja, situación que sin dudas hubiera sido diferente en caso de que se hubiera aplicado una baja a las retenciones bastante menor a la planteada por el Gobierno.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios