La otra campaña: Macri quiere un argentino en puesto clave frenar un choque entre Irán y Occidente

El presidente comprometió todos los recursos necesarios para apuntalar a Rafael Grossi como presidente del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), encargado de impedir la proliferación de armamento nuclear. El diplomático prepara una gira de promoción para imponerse al candidato europeo. 

Al margen de la contienda electoral que protagonizan Mauricio Macri y Alberto Fernández, en la Casa Rosada y el Palacio San Martín -sede de la Cancillería argentina- comenzaron a moverse los hilos para apuntalar otra campaña que el Gobierno considera vital, y tiene como principales actores al embajador argentino Rafael Grossi y el rumano Cornel Feruta en la vereda opuesta. 

Esta semana, el presidente recibió en audiencia en Casa de Gobierno a Grossi, embajador en Austria y ante los organismos internacionales ubicados en Viena, para confirmarle todo el respaldo del Gobierno a su candidatura para presidir el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA). De hecho, una sección en especial dentro de la Cancillería puso todo su personal a trabajar para una elección que se resolverá también en octubre.

El OIEA, cuyo director general falleció inesperadamente días atrás, es un ente clave en materia de desarme, no proliferación y usos pacíficos de la energía nuclear, tiene un papel trascendental para interceder en el conflicto abierto entre Irán y las seis grandes potencias atómicas.

El OIEA será fundamental para aplacar la tensión a largo plazo entre la teocracia persa y las potencias occidentales de la OTAN por la captura de un buque británico en el estrecho Irde Ormuz, un "hilo de agua" bautizado en Estados Unidos como "la vena yugular de la economía occidental" ya que por allí pasa el 20% del comercio mundial de petróleo. La detención de la nave fue en respuesta al bloqueo de un tanquero panameño sospechado de llevar crudo iraní a Siria.

A comienzos de julio, el OIEA confirmó a través de sus observadores que Teherán rompió el límite de almacenamiento de uranio enriquecido según el acuerdo suscripto por este país en 2015 con China, Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Rusia y Alemania.

La teocracia que conduce Hasán Rohaní respondió que eso era en respuesta a las sanciones reinstaladas por el gobierno de Donald Trump, que se retiró del pacto que procuraba detener la ambición iraní de poseer armamento nuclear.

 

La estrategia de campaña

La ambición del Gobierno argentino tiene como contrapartida el interés del diplomático rumano Cornel Feruta de mantener el mando del organismo, siendo estrecho colaborador del difunto director, el japonés Yukiya Amano. 

Para crecer en chances, Grossi comenzará una gira de promoción que incluirá visitas a las capitales de las potencias nucleares (Washington, París, Londres, Moscú, Berlín) más China. El periplo podría incluir además viajes a Japon, Malasia, Tailandia, Egipto, Nigeria e Italia, al igual que gestiones ante otros países de la Unión Europea (UE) para debilitar el armado rumano en su propio "vecindario".

Entretanto, la Dirección de Organismos Internacionales de la Cancillería convocó a los embajadores de los países integrantes del OIEA para apuntalar las chances del pretendiente argentino, que será oficialmente presentado este viernes. El canciller Jorge Faurie, el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, y el mismo Macri también comprometieron gestiones personales.

Grossi inició su formación en temas nucleares en los 80 y participó en las negociaciones de la Convención sobre Armas Químicas y el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares. En 2002 fue nombrado Jefe de Gabinete de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), con sede en La Haya. Allí asumió tareas delicadas, como la verificación de la destrucción de las reservas de armas químicas.

Además de ser sherpa argentino para la primera Cumbre de Seguridad Nuclear, en 2010 fue nombrado jefe de gabinete del OIEA. En 2015 presidió la Conferencia Diplomática sobre la Convención de Seguridad Nuclear, un hito diplomático convocado para revisar las cuestiones de seguridad nuclear después del accidente en la central nuclear de Fukushima en 2011.

Tags relacionados