La muerte de Soria: se refuerza la hipótesis de una discusión familiar

Una fuente cercana a la investigación confió a Cronista.com que, tras el episodio, su esposa salió de la casa en busca de los agentes de seguridad gritando "yo lo maté". Aunque otra fuente, que coincidió en el relato del hecho, apuntó que la frase habría sido "fue un accidente". Por Victoria Urdinez, especial para Cronista.com desde General Roca

Los rionegrinos arrancaron 2012 en medio de una fuerte conmoción: El flamante gobernador de Río Negro, Carlos Soria, falleció esta madrugada al recibir un disparo en la cara durante un confuso episodio tras festejar la llegada del nuevo año junto a familiares en su chacra ubicada en las afueras de General Roca.

A raíz de la misteriosa muerte, la gobernación provincial emitió por la tarde un comunicado para confirmar lo sucedido y dar detalles mínimos sobre lo que, hasta el momento, se conoce. Según indica el texto, “en la madrugada de este domingo, aproximadamente a las 5, falleció el gobernador Carlos Soria". Asimismo, agregan que "su deceso se produjo presumiblemente producto de un accidente doméstico, debido a la manipulación de un arma de fuego".

El comunicado detalla que el vicegobernador, Alberto Weretilneck, asumirá el próximo martes como nuevo titular del Ejecutivo, con la misión de completar hasta el 10 de diciembre de 2015 el mandato recién iniciado por Soria, tal como lo establece el artículo 180, inciso 2, de la Constitución provincial.

También se reportó que el juez interviniente es Emilio Stadler, y que “el martes a las 12 se realizará una reunión de gabinete en Casa de Gobierno donde participarán legisladores e intendentes del Frente para la Victoria”.

El incidente se habría producido en torno a las cinco menos cuarto de la madrugada en la chacra del gobernador y resultó herido por un revólver del calibre 38, tras una discusión familiar.

Lo cierto es que la hipótesis que más suena extraoficialmente indica que los disparos que le provocaron la muerte habrían sido realizados por la esposa durante una discusión.


“Yo lo maté, yo lo maté”

Una fuente muy cercana a la investigación confió a Cronista.com que tras el episodio, su esposa Susana Freydoz, conmocionada, salió de la casa en busca de los agentes de seguridad que estaban allí custodiando y gritaba “yo lo maté yo lo maté”. Aunque otra fuente, que si bien coincidió en la narración del hecho, apuntó que la frase de la esposa en cambio había sido “fue un accidente fue un accidente” y no “yo lo maté". También las fuentes confiaron que tras los hechos los hijos defendían a su madre.

En primera instancia se indicó que Soria murió producto de un sólo tiro en el pómulo izquierdo sin salida de proyectil, pero con el paso de las horas algunas versiones indican dos impactos en el cuerpo del gobernador. Sin embargo ninguna de las dos versiones fue confirmada oficialmente.

Susana Freydoz, esposa del fallecido mandatario, está en tribunales demorada para declarar y se espera que en las próximas horas sea trasladada a la Regional Segunda. Pero aún no existen imputados en la causa.

Soria estaba en su residencia de la localidad de General Roca, tras haber pasado fin de año acompañado de su esposa y sus cuatro hijos: Martín, actual intendente de Roca, Carlos, Emilia y Germán entre otros familiares y amigos.

En un primer momento, se dijo que cuando ocurrió el hecho estaba en su chacra acompañado por su esposa y su hijo, el intendente de General Roca, entre otros familiares. Sin embargo, Weretilneck, aseguró que sólo la esposa de Soria acompañaba al mandatario provincial. Sin embargo otras versiones hablan de que en la misma casa estaba su hija menor y su yerno.

Es más, el propio Weretilneck, que deberá completar el mandato hasta 2015, como lo dispone la Constitución provincial, habló de un “accidente doméstico”.

Fue “un accidente doméstico con un arma de fuego y será la Justicia la que determinará qué pasó”, dijo a los medios.

De todas maneras según pudo saber este diario las razones que habrían llevaron a la fuerte discusión y drástico desenlace estarían relacionadas a temas que ya venían siendo conflictivos dentro del seno familiar: se habla de infidelidades con su mujer y a la no aceptación de la sexualidad de uno de sus hijos, que vive en Buenos Aires, y que por primera vez en estas fiestas había llegado a su ciudad natal junto su pareja.

La muerte del gobernador no fue instantánea: llegó a ser trasladado al hospital de General Roca, donde falleció. Sus restos no serán velados por decisión de su familia.
Carlos Soria tenía 61 años y el 10 de diciembre pasado se había convertido en el primer gobernador justicialista de Río Negro desde la recuperación de la democracia en el país.


El mensaje de Pichetto a la Presidenta

El diputado nacional por Río Negro, Miguel Pichetto, le comunicó por teléfono a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner la versión del accidente: “Hola Presidenta… fue un accidente doméstico”, se alcanzó a escuchar del propio legislador al atender su celular cuando ingresaba por la mañana a la Municipalidad roquense, a la que fue llegando el Gabinete provincial, varios intendentes de la provincia, diputados nacionales e incluso el gobernador neuquino Jorge Sapag.


 

Tags relacionados