La meta fiscal se cumplirá aún con déficit en junio

En lo que va del año el superávit es de $ 36.819 millones, con lo que hay espacio para cumplir el objetivo de $ 20.000 millones en el primer semestre. El gasto podría crecer hasta 41,5% interanual.

El Ministerio de Hacienda informó el viernes que en mayo se obtuvo un superávit primario de $ 25.974 millones, lo que arroja un acumulado en los primeros cinco meses de 2019 de $ 36.819 millones (0,2% del Producto Bruto Interno, PBI).

Con estas cifras, el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) concluyó que es muy probable cumplir con la meta fiscal semestral, pautada en $ 20.000 millones de superávit junto al Fondo Monetario Internacional (FMI).

"El resultado primario de junio podría resultar deficitario y aún cumplir con la meta", analizaron en Iaraf, teniendo en cuenta el comportamiento actual de los ingresos y fundamentalmente el achique de los gastos.

Con lo visto en lo que va del año, " el gasto primario podría tener un margen para un crecimiento superior al actual", dijeron, y recordaron que el corriente mes "es históricamente deficitario, fruto del pago de aguinaldos y la actualización de los haberes jubilatorios, que esta vez será del 10,8%".

En este escenario, existe un margen para que el gasto primario crezca nominalmente entre 39,5% y 41,5% en términos interanuales, lo que significa una contracción real de entre el 10,5% y el 8,5%, respectivamente.

Más allá del ajuste en los gastos, la meta fiscal de superávit primario se está logrando también por el crecimiento de los ingresos (+55,2% nominal interanual en mayo, y -1,4% real), vinculado exclusivamente a los Derechos de Exportación (retenciones, con un alza real de 186,8% interanual en el quinto mes de 2019), que fueron generalizados en septiembre del año pasado.

Sin estos, los recursos tributarios hubieran retrocedido un 9,8% en términos reales, síntoma de la profundidad de la recesión y su difícil salida.

Argentina no tenía superávit primario (antes de los intereses) en los primeros cinco meses de un año desde 2012, hace siete años.

Y el resultado de mayo fue el mayor superávit en 96 meses, desde mayo de 2011, destacó el Gobierno.

Mientras tanto, el resultado financiero de mayo fue negativo en $ 38.634 millones, por la suba de 231% interanual (más del triple) de los intereses de deuda.

Según Hacienda, fue por el impacto del alza registrada en el tipo de cambio (+90% interanual) en los intereses denominados en moneda extranjera (aproximadamente 70% del total en mayo) y por los cambios ocurridos en el perfil de los servicios de deuda.

Con todo, el resultado fiscal (primario + intereses) acumuló a mayo un déficit de $ 219.489 millones, o 1% del PBI.

Tags relacionados