Ley del ex: fueron gobernadores y quieren volver al poder en sus provincias

Nueve ex gobernadores podrían competir para recuperar el poder en sus territorios. Algunos ya se lanzaron y otros siguen amagando.

Algunos fueron reelectos y otros tuvieron un solo mandato. Unos gobernaron hace más de 20 años y otros dejaron el poder en 2015. Hay del norte, del sur, peronistas, socialistas, de origen radical y hasta del ARI. Sin embargo, todos comparten algo: fueron gobernadores de una provincia y sueñan con volver a serlo.

Entre quienes ya confirmaron su candidatura se encuentra Antonio Bonfatti. Fue gobernador de Santa Fe entre 2011 y 2015, una de las dos provincias que no tiene reelección consecutiva. Aspira a suceder a Miguel Lifschitz, lo que significaría el cuarto gobierno socialista consecutivo en el distrito.

Las elecciones primarias se realizarán el 28 de abril y las generales el 16 de junio. Las últimas dos veces se vio un escenario en el que tres fuerzas compitieron de forma muy pareja: el socialismo se impuso por margen muy escaso frente al Pro y al peronismo.

Antonio Bonfatti ya se lanzó para volver en Santa Fe.

Hay una novedad para este año: con la irrupción de Cambiemos, muchos radicales que pertenecían al Frente Progresista se fueron, por lo que no es claro de qué manera repercutirá en la elección de gobernador. Miguel Lifschitz, igualmente, confirmó a El Cronista la semana pasada que la idea es que nuevamente un radical sea el candidato a vicegobernador del espacio.

Otro que lanzó su candidatura es el senador José Alperovich, quien fue gobernador de Tucumán durante tres períodos, entre 2003 y 2015. Si bien lo reemplazó alguien de su mismo espacio –Juan Manzur–, actualmente se encuentran enfrentados y se espera que compitan en esta ocasión.

Alperovich busca captar el voto más kirchnerista al mostrarse cerca de la ex presidenta Cristina Kirchner. Si bien no se oficializó la fecha, Tucumán adelantará sus comicios provinciales.

Alperovich puja por su regreso con el actual gobernador, Juan Manzur,

Este caso tiene algunos puntos de contacto con el chaqueño Jorge Capitanich, actual intendente de Resistencia, fue gobernador de su provincia entre 2007 y 2015 –excepto el tiempo en el que fue Jefe de Gabinete–. Y el actual mandatario, Domingo Peppo, es peronista como él y aspira a la reelección. Sin embargo, Capitanich no oficializó su candidatura y lo está pensando.

En Mendoza, la otra provincia que no tiene reelección inmediata, hay dos chances de regreso. Sería un hecho sin precedentes desde el retorno a la democracia, ya que hubo nueve gobernadores distintos –cinco peronistas y cuatro radicales– que se sucedieron cada cuatro años.

Igualmente, ninguno de los dos se lanzó oficialmente por el momento. Uno Julio Cobos: el ex vicepresidente triunfó en las elecciones de 2013 como diputado y en 2015 como senador y dice tener las encuestas a su favor para volver al cargo que tuvo entre 2003 y 2007. No pertenece al mismo sector que el gobernador Alfredo Cornejo, quien impulsa a Martín Kerchner y a Rodolfo Suárez. La otra opción de Cambiemos es Omar de Marchi, del Pro.

Lejos de Cornejo, Cobos dice tener las encuestas de su lado.

El otro ex mandatario es Rodolfo Gabrielli. Su nombre llega por la falta de alternativas en el peronismo provincial. De hecho hasta se había especulado con el regreso de José Bordón, pero él mismo negó esa chance.

Gabrielli ocupó la gobernación entre 1991 y 1995 y estuvo alejado de la política. Sin embargo, desde el año pasado tiene cada vez más apariciones públicas y no negó que se pueda llegar a postular cuando se lo preguntaron. Fue ministro del Interior durante las presidencias de Rodríguez Saá y Duhalde y funcionario de Néstor y Cristina Kirchner.

Al lado, en San Luis, se baraja un regreso importante. Adolfo Rodríguez Saá avisó que quiere volver al cargo que tuvo desde 1983 hasta 2001, cuando renunció para asumir la presidencia. Su hermano Alberto, igualmente, también quiere seguir. En los últimos meses, la política puntana fue testigo de una interna familiar que no tiene precedentes.

Fabiana Ríos busca retornar en Tierra del Fuego.

Otra chance que se baraja, a pesar de que no se confirme, es la de Fabiana Ríos en Tierra del Fuego. Electa por el ARI en 2007 –al poco tiempo rompió y se acercó al kirchnerismo– y reelecta cuatro años después, se reunió con Pino Solanas en diciembre, quien sostuvo que están armando un frente progresista.

Ríos fue la primera mujer reelecta para un cargo ejecutivo en la Argentina –luego lo hicieron Cristina Kirchner y Lucía Corpacci–. En 2015 se postuló para ser intendenta de Ushuaia, pero terminó en el sexto lugar.

En Catamarca, mientras tanto, Cambiemos no cuenta con un candidato definido. Una de las alternativas que se baraja es el regreso de Eduardo Brizuela del Moral, quien gobernó entre 2003 y 2011 y se desempeña como diputado.

Enfrentado con su hermano, Adolfo Rodríguez Saá quiere retomar el control del gobierno puntano.

El último caso es La Rioja, con una interna similar a la tucumana. El ex mandatario Luis Beder Herrera, quien gobernó entre 2007 y 2015, rompió con su sucesor Sergio Casas y lanzó su candidatura.

De hecho, Beder Herrera es uno de los grandes opositores a la consulta popular a la que llamó el gobernador Casas. El referéndum, que permitiría un nuevo período de Casas, está previsto para el próximo domingo, pero la Corte Suprema debe resolver una acción de amparo que busca que no se celebre.

A estos nueve casos se puede sumar uno más a nivel nacional, ya que Cristina Kirchner coquetea con la posibilidad de competir para volver a la Casa Rosada.

Tags relacionados