LA EXPECTATIVA PARA ESTE SECTOR RETROCEDIÓ A SU MENOR NIVEL DESDE ENERO DE 2010

La inflación esperada para los argentinos de menores ingresos cayó a 22% en julio

La baja fue de ocho puntos porcentuales respecto a junio, según la Universidad Di Tella. Para los de mayores ingresos también cayó pero cinco puntos y se ubicó en 25%

La inflación esperada para los próximos doce meses cayó 5 puntos porcentuales a 25%, su menor nivel desde febrero de 2012, según informó ayer el Centro de Investigación en Finanzas (CIF) de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT). Sin embargo, para los argentinos de menores ingresos la inflación esperada se redujo a 22%, un nivel que no se veía para ese sector de la población desde enero de 2010.


"En la mediana, los sectores de ingresos altos esperan una inflación de 25% y los sectores de ingresos bajos una de 22%", apuntó Guido Sandleris, director del CIF. Así la inflación esperada, según la mediana de las respuestas, retrocedió tanto para los sectores de ingresos bajos como para los de ingresos altos.


En particular, dado que en junio pasado ambos estratos socioeconómicos esperaban un alza de la inflación de 30% para los próximos doce meses, la baja en la expectativa para los de menores ingresos fue de ocho puntos porcentuales, mientras que para los de mayores ingresos el retroceso fue de 5 puntos.


Para medir el nivel de poder adquisitivo, el CIF utiliza el nivel educativo alcanzado y realiza una aproximación. Así los que tienen un nivel terciario o universitario son considerados como de ingresos altos mientras lo que llegaron a un nivel secundario o inferior son calificados como de ingresos bajos.


Por otro lado, de acuerdo al promedio las expectativas también retrocedieron para ambos sectores, siendo las bajas de 4,3 puntos porcentuales para los de menores ingresos y de 1,6 puntos para los de mayores. Así, la inflación esperada en promedio se ubicó en 26,6% para los primeros y en 27,8% para los segundos.
De esta manera, el indicador reflejó la desaceleración que viene registrando la suba de precios tanto en las mediciones oficiales como en las privadas.


Además, Sandleris destacó que "de acuerdo a la mediana, las expectativas de inflación caen en todas las regiones del país". En ese sentido, explicitó que tanto en Capital Federal como en el Gran Buenos Aires y en el interior del país en julio la mediana se ubicó en 25% cuando en junio había llegado a 30%.


Si en vez de la mediana se toma en cuenta el promedio de respuestas, las expectativas de inflación se situaron en 27,7%, unos 2,8 puntos porcentuales por debajo de la medición de junio. "Desde diciembre de 2008, sólo hubo un mes (mayo 2015) en donde el promedio estuvo por debajo del nivel actual", remarcaron desde el CIF.
"Los últimos 7 meses han visto una estabilización de la media cerca del 30%", agregaron.


Por regiones, la mayor estimación inflacionaria para los próximos doce meses se registró en el Gran Buenos Aires, donde el promedio se ubicó en 28,4%, lo que representa un descenso de 2,8 puntos comparado con la cifra del sondeo previo.


En tanto, las expectativas inflacionarias en Capital Federal, para el promedio, se ubicaron en 26,6% con lo cual se verificó una reducción de 2,2 puntos en relación a relevamiento anterior. A su vez, en el interior del país las perspectivas de inflación alcanzaron el 27%, lo que implica una disminución de 3,2 puntos porcentuales.
El índice se obtiene de los resultados de una encuesta mensual de alrededor de 1200 casos, en todo el país realizada por Poliarquía para el Centro de Investigación en Finanzas

Tags relacionados