La industria tuvo en septiembre su menor capacidad ociosa desde octubre de 2019

El sector manufacturero registró un promedio de uso de 60,8% y ya se mueve en varios sectores en niveles pre pandemia. 

La utilización de la capacidad instalada (UCI) en la industria se ubicó en septiembre en 60,8% en promedio, alcanzando así el nivel más elevado en once meses. En concreto, desde octubre de 2019, cuando se había ubicado en 62,1%.

Según el relevamiento que esta tarde difundió el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) el potencial productivo del sector fabril cruzó en septiembre la barrera del 60%, por primera vez desde noviembre del año pasado.

En plena pandemia, esta variable se hundió a niveles de 42% y 46,4% en abril y mayo, respectivamente, y a partir de las mayores aperturas de actividades en todo el país, comenzó una lenta pero paulatina recuperación. Desdel el piso de abril, ésta es la quinta mejora consecutiva en términos intermensuales. 

En septiembre la utilización de la capacidad instalada estuvo impulsada por la fabricación de minerales no metálicos con 77,8%, a partir de un insumo clave como el cemento portland utilizado en la actividad de la construcción.

El informe del organismo oficial explica, además, que este capítulo incidieron en especial "las subas interanuales en los niveles fabricados de cemento, ladrillos huecos y vidrio".

Pero el dato destacable es que hay que remontarse a noviembre de 2017, para encontrar un mayor nivel de uso de capacidad instalada, 80,6%. Es decir que en septiembre de este año se registró la menor capacidad ociosa en 34 meses, nada menos. 

También tuvieron un buen desempeño los rubros papel y cartón (71,2%); sustancias y productos químicos (69,8%); industrias metálicas básicas, que agrupan la producción de acero y aluminio, con 68,7%) y alimentos y bebidas, cuya producción llegó al 64,7% de su potencial.

En el lado opuesto, cierran el lote de actividades la metalmecánica, sin incluir automotores (44,7%), la industria automotriz (46,2%) y productos textiles (48,5%).

Hay que destacar, sin embargo, que la producción automotriz se está recuperando después del cimbronazo que significó el cierre de las 12 terminales que hay en el país, producto de la estricta cuarentena inicial, cuando llegó al histórico 0% en abril de 2020. 

En cuanto a la refinación de petróleo, se ubicó en 59,5% en el noveno mes del año, cuando por la propia actividad suele mover en niveles por encima del 70% e incluso llegar al 80% del potencial de producción.

Esto se explica por la lenta recuperación de las actividades en los yacimientos convencionales y en especial en Vaca Muerrta (no convencional), debido a la fuerte caída de los precios del crudo a nivel internacional. 

 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios