La industria pyme se contrajo 6,3% en agosto y por ahora no habrá rebote

El mercado interno interno no reacciona y aún falta trasladar parte del aumento de insumos tras la devaluación. Sólo el 20% de las empresas espera un aumento de la producción en los próximos seis meses.

La producción de las pequeñas y medianas industrias cerró agosto con una caída de 6,3% en comparación al mismo mes de 2018, en línea con lo que venía ocurriendo en los meses precedentes, a la luz de la persistente recesión.

Sin embargo, a pesar del retroceso, el dato puede ser leído como relativamente positivo, más por lo que pudo haber sido que por lo que fue, en un mes en que el tipo de cambio se depreció casi un 30%, con impacto en los precios minoristas y en la actividad económica. Es que la baja interanual se mantuvo en niveles semejantes a julio (6,1%) y mejor que la contracción de junio, que había llegado a 8,4%.

De todos modos, la actualidad de las pymes es sumamente compleja. En el acumulado de los primeros ocho meses del año la contracción promedio de la producción en este segmento de la industria fue de 7,7%, al compararla con la producción que tuvo lugar entre enero y agosto de 2018.

Comparada con el mes anterior, sin desestacionalizar, la producción pyme registró el mes pasado un avance del 3%. En alguna medida, esto responde a que el relevamiento se realiza en los primeros 20 días del mes, de modo que el salto devaluatorio post PASO, que comenzó el 12 de agosto, se vio reflejado sólo parcialmente.

Los datos corresponden al informe mensual de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), que, no obstante, pone la lupa sobre algunos indicadores de desempeño preocupantes.

Por caso, el porcentaje de industrias con resultados positivo se ubicó en agosto en 28,6%, mientras que el mes anterior había terminado en 38%, en junio 35,7% y en mayo 41,6%.

Este deterioro de la rentabilidad se relaciona con la fuerte caída del consumo interno en un escenario de volatilidad de las principales variables económicas tras las elecciones primarias. Las empresas exportadoras tiene un panorama un poco más despejado.

Además, se espera un mayor deterioro en los próximos meses. "Solo 20,7% de las empresas cree que la producción aumentará en los próximos seis meses", destaca CAME, mientras que aún está pendiente el traslado a precios de casi un 60% del aumento promedio de los insumos tras la evaluación, precisó la entidad.

Tags relacionados

Más de Economía y Política

Noticias del día