La gran disputa bonaerense marcará el ritmo hacia octubre

Con un electorado totalmente polarizado la pelea de Buenos Aires será determinante. Sin segunda vuelta, las PASO provinciales se imponen como la elección más relevante del fin de semana.

La provincia de Buenos Aires sigue siendo la madre de todas las batallas de cara a las elecciones nacionales. Con la provincia totalmente polarizada entre la candidata oficialista, María Eugenia Vidal, y su competidor opositor, Axel Kicillof, y sin la opción del ballottage, las PASO se presentan como una suerte de primera vuelta que va a marcar el ritmo de la campaña de cara a octubre.

Ayer se realizaron los cierres de una campaña en donde Vidal intentó no ser Macri y Kicillof nunca dejó de ser Cristina Kirchner. La gobernadora que busca su reelección tiene como cabeza de boleta al rostro del ajuste, el desempleo y la pobreza que tanto golpea en el Conurbano bonaerense y en las grandes urbes de la provincia como Mar del Plata y Bahía Blanca, por lo que la gran apuesta de Juntos por el Cambio es en las intendencias que maneja y en los sectores agrarios. Por el otro lado, Kicillof lleva la imagen de un rostro más amable para los sectores medios y bajos de los votantes urbanos.

Pero la provincia no sólo es importante desde el punto de vista de los números sino que también tiene un componente emocional de cara a una posible segunda vuelta para el cargo a presidente.

En 2015 cuando Vidal pegó el batacazo y rompió con una hegemonía de 28 años del peronismo en la provincia, lo hizo con casi el 40% de los votos y fue fundamental para el cambio de clima que permitió a Macri dar vuelta la elección nacional.

Su competidor, Aníbal Fernández, alcanzó el 35% mientras que el candidato a presidente del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, casi el 37%, lo que dio muestra de un alto corte de boleta a favor de Vidal.

Hoy la situación no sería la misma, ya que la gobernadora podría sufrir el armado de la boleta, porque así como Cristina Kirchner le suma votos a Kicillof, Mauricio Macri, se cree, funciona como un ancla para Vidal.

Tags relacionados