La economía apunta a caer al menos 14% en el segundo trimestre, tras el desplome de marzo por la crisis del coronavirus

Luego de la fuerte baja del 11,5% en el EMAE del tercer mes, todo apunta a que el impato de la cuarentena sea más potente en abril y  en los datos del segundo trimestre, históricamente el de mayor actividad. Analistas ven el año con caída de 8% interanual.

La cuarentena administrada a partir de la segunda semana de mayo, con actividades que empezaron a funcionar –a ritmo muy lento- en casi todo el país salvo el AMBA, llevaría los números de la economía del segundo trimestre a un piso del 14/15% de caída.

Tras la fuerte contracción de la actividad que mostraron los números oficiales de marzo difundidos ayer, todas las miradas están puestas ahora en cuán profunda será la caída en abril, en el que salvo los sectores considerados esenciales, el resto de la economía estuvo paralizada.

Las proyecciones de economistas para el cuarto mes del año se acercan a una baja de 20%, desplomando aún más los números del segundo trimestre, aunque hay consenso en que en mayo y junio, podrían morigerar algo la contracción de las primeras semanas de parate.

En verdad, la mayoría de los economistas están recalculando sus estimaciones de abril y del segundo trimestre a la luz del dato difundido ayer por el Indec, que marcó un retroceso del 11,5% en la actividad económica.

“Para el segundo trimestre vemos una contracción de 18,8%, casi 20%, y después estimamos una menor caída con 7,1% en el tercero y cerrando el cuarto trimestre con una baja de 2,3% , señala Soledad Pérez Duhalde, directora de Operaciones de Abeceb. Con esto la estimación para todo el año es una baja del producto de 8,3/8,5%.

La economista destaca que hay fuertes caídas en todos los sectores, incluso en grandes empresas y líderes en sus actividades, y admite que esta situación de freno generalizado obligó a la consultora a incorporar el bordó  a la paleta de colores clásica del semáforo utilizado para el monitoreo. Lo utilizan para sectores cuyas caídas superan el 20%.

Matías Rajnerman, economista de Ecolatina, asegura que tras conocerse el dato de EMAE de marzo, están revisando las estimaciones. “Para  el segundo trimestre estamos viendo una caída de 13,5/14%, pero eso depende de cómo siga la cuarentena en junio , apunta.

La consultora venía trabajando con varios escenarios de evolución de la actividad económica, en los que jugaban la resolución o no de la negociación de la deuda pública con los tenedores de títulos con jurisdicción extranjera y la mayor o menor extensión de la cuarentena.

El escenario más probable para Ecolatina era que las restricciones por el Covid-19 se extendieran por tres meses y que no hubiera default. Bajo esas condiciones el año terminaría –según esa proyección- en una caída de 7,5% del PBI. “Hoy para todo el año ya estamos viendo un piso del 8% y puede ser incluso algo más , sostiene Rajnerman.

Fausto Spotorno, director del Centro de Estudios Económicos de Orlando Ferreres y Asociados, explica que para el período abril-junio proyectan una contracción del 14%, en la que incide claramente la baja superior al 20% esperada para la producción industrial.

La gran duda es qué pasará en abril, un mes muy difícil de pronosticar dado que gran parte de la actividad estuvo paralizada. "Hay caídas de más del 90% en varios sectores industriales", reconoce.

“Para todo el año estimamos una caída de entre el 7 y el 8% , destaca Spotorno, pero explica que la clave es saber “dónde poner el rebote posterior a abril y cuánto rebotará la actividad . Y sostiene que la mejora de la economía no será consistente en una primera etapa. “A nivel de actividad mayo será peor que marzo , anticipa.

Guido Lorenzo, director Ejecutivo de la consultora LCG, afirma que la proyección original para todo el año, estimada en una caída del 5% “termina siendo más cerca del 6,5% pero que podría llegar a 10% tranquilamente .

Admite que es un rango bastante amplio pero explica que “este shock se termina revelando mucho más permanente que lo transitorio que parecía ser al principio .

Conforme se mantienen las restricciones para circular y trabajar para muchas empresas “empezaron los problemas de solvencia y sostiene que una cosa es “bajar la persiana y volverla a abrir y otra no poder volver a abrir, porque no te dio para pagar el alquiler por tres meses, o para reponer mercadería con un tipo de cambio más alto .

Todo eso da un combo que está muy lejos de un rebote en V, como se pensó en algún momento, explica. "Esto parece que va como para durar por lo menos hasta el tercer trimestre del año , anticipa Guido Lorenzo.

Tags relacionados