La economía se hundió 20,6% en mayo aunque rebotó contra abril

Tras el piso que marcó abril, con un desplome de 26,4%, el retorno de distintos rubros por la flexibilización de la cuarentena permitió amortiguar la caída. Contra el mes anterior, la actividad económica subió un 10%

La actividad económica volvió a mostrar en mayo una fuerte contracción, producto de la recesión que se profundizó con la cuarentena por coronavirus. Así, el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) del Indec marcó una baja de 20,6% interanual.

El dato negativo, no obstante, es mejor al que había registrado abril, cuando se alcanzó el piso de la crisis actual, con un derrumbe de 26,4% en ese indicador.

Las mayores actividades permitidas durante lo que fue el segundo mes entero de la cuarentena, con las primeras provincias adelantando fases de reapertura, permitieron que el EMAE de mayo subiera 10% contra el mes anterior, en términos desestacionalizados.

De esta manera, en los primeros cinco meses del año, la economía acumula una retracción de 13,2% respecto del mismo lapso de 2019, y los analistas estiman que el primer semestre cerrará con bajas en torno al 15%.

En la medición interanual, salvo la Pesca, 14 sectores registraron bajas con respecto al quinto mes de 2019.

Pero, de ellos, 12 moderaron su caída contra abril, lo que refleja en parte la recuperación del nivel en mayo.

Las principales bajas interanuales fueron en Hoteles y restaurantes (74,3%), Servicios comunitarios y personales (72,1%), Construcción (62,2%), Industria (25,7%) y Comercio (20,9%).

"Con este dato, la actividad se ubica en niveles de 2006. En términos per cápita, hubo un retroceso de 18 años, con niveles similares a los de 2002", apuntaron en la consultora Labour, Capital & Growth (LCG).

"A pesar de la recuperación de mayo, la actividad no logra alcanzar los niveles pre-pandemia y todavía se ubica un 19% por debajo de febrero", agregaron.

Gabriel Caamaño Gómez, de la consultora Ledesma, sostuvo que el rebote estuvo "en línea con lo esperado".

"Necesitamos una recuperación muy rápida para que este año la caída promedio anual no sea de dos dígitos y más aún para volver a los niveles de febrero de 2020 antes de que se termine el año", acotó.

Para María Castiglioni Cotter, de C&T Asesores Económicos, "hubo un rebote en mayo más importante del que esperábamos, aunque la caída de abril fue peor de la que estimábamos". "Creemos que en junio habrá otra mejora mensual y en julio prevemos un retroceso por la vuelta atrás a fase 1 de la cuarentena en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y esta reapertura gradual", afirmó.

Camilo Tiscornia, director de C&T, mostró que la depresión de la economía de la Argentina fue la segunda peor en la región en estos meses, solo por encima de Perú.

En EcoGo, Juan Ignacio Paolicchi habló de "rebote estadístico" por la habilitación de algunos sectores.

"Hacia adelante se va a necesitar muchísima pericia en asegurar consistencia fiscal y monetaria y arreglar el tema de la deuda. Eso será fundamental para consolidar una recuperación económica. No hay espacio para inventar cosas nuevas", indicó el economista.

Paolicchi recordó que en las comparaciones de actividad económica entre mayo y abril, Perú sumó 14,9% Argentina 10%, Colombia 5,1%, Brasil 1,3% y Chile restó 3,4%.

"Hay que recordar que Argentina y Perú habían caído 17,5% y 29,3% entre abril y marzo", analizó.

Sobre el final de su informe, el Indec señaló: "Hay que destacar que aún se desconoce el efecto final que tendrá la COVID-19 sobre la actividad. A medida que se incorpore nueva información, se conozca la persistencia y el impacto de la pandemia sobre la evolución de la actividad, podrá revisarse el tratamiento del dato de caída como un outlier aditivo y, eventualmente, modificarse para ser modelizado como un fenómeno ya no puntual, sino con efectos transitorios o permanentes".

Tags relacionados
Noticias del día