SIN PARO, LOS DOCENTES RECLAMABAN LA APERTURA DE UNA PARITARIA NACIONAL

La Policía desalojó a maestros por la fuerza de la plaza del Congreso

La Policía de la Ciudad dispersó anoche a unos 200 manifestantes de los gremios enrolados en Ctera que llegaron a la Plaza del Congreso para instalar una "escuela itinerante" en reclamo de la apertura de la paritaria nacional y una nueva ley de financiamiento educativo, en un nuevo intento de reafirmar la vigencia del conflicto docente.

El accionar policial dejó un saldo de 50 heridos por la utilización de gas pimienta, y cuatro detenidos acusados de "resistencia a la autoridad", que continuaban anoche demorados.

Con Roberto Baradel (Suteba), Eduardo López (UTE) y Sonia Alesso (Ctera) a la cabeza, los docentes llegaron al Congreso por la tarde con estructuras tubulares destinadas a edificar la carpa. Enseguida, agentes del Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad labraron un acta por "ocupación del espacio público" y dieron parte a la Justicia que, poco más tarde, avaló el operativo policial.

Los docentes aseguraron haber dado aviso a la Comisaría 6 para montar la estructura que, indefectiblemente, habría activado en el colectivo imaginario el regreso de la "carpa blanca" que funcionó frente al Congreso entre 1997 y 1999, y que se convirtió en el símbolo máximo de los reclamos contra el menemismo. Para evitar ser expulsados, los docentes terminaron colgados de los parantes.

Baradel aseguró a El Cronista que la "represión" fue "brutal" contra "maestras y profesores" y aseguró que "ningún docente levantó una mano contra la policía". López fue más drástico y aseveró: "La Policía nos cagó a palos e impidió una manifestación que, en un Estado de Derecho, es completamente legal". Desde el Gobierno porteño minimizaron los roces.

Inmediatamente conocidos los incidentes, referentes del FPV se hicieron presentes para respaldar el reclamo y apuntaron contra los gobiernos nacional y porteño por la represión.
Tags relacionados
Noticias del día