WERETILNECK DIJO QUE NO PERMITIR N LA BAJA DE ASIGNACIONES FAMILIARES QUE QUIERE EL GOBIERNO

La Patagonia rechaza perder beneficios

La Patagonia comienza a rebelarse contra el ajuste planteado desde la Casa Rosada. Mientras esperan definiciones, el viernes pasado se reunieron legisladores, intendentes y dirigentes opositores en la ciudad de San Carlos de Bariloche para plantear una agenda común.

Aunque entre los gobernadores de la región hay posiciones dispares respecto de discutir en bloque o no de cara al Presupuesto 2019, si hay un posicionamiento definido en la negativa a la quita del diferencial de las asignaciones familiares.

El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, estuvo la semana pasada en Buenos Aires y aseguró que el bloque regional "aspira a que no se vuelva a insistir con la quita".

"La Patagonia es cara. Tenemos una diferencia mínima de 20% en cualquier producto no producido en la zona respecto al resto del país. Nuestra logística, las distancias y sus costos, los regímenes salariales distintos por zonas desfavorables, hace que tengamos un nivel de vida más caro y eso tiene que ser recompensado. No es lo mismo vivir a 300 km de la producción central del país como Córdoba, Buenos Aires y Santa Fe; que vivir a 1200 km.", explicó a El Cronista.

Weretilneck señaló que no tuvieron ningún tipo de noticia después del "intento de suspensión de las asignaciones familiares y del decreto que suspendiera la medida", fecha que se cumple el próximo 1 de septiembre (son 30 días corridos). "El patagónico está acostumbrado así que aspiramos a que no se vuelva a insistir". Fuentes oficiales explicaron que el Ejecutivo está trabajando "en un proyecto con Cambiemos Patagonia. Está Jefatura de Gabinete, Anses, Trabajo, Hacienda e Interior".

El decreto recorta poco más de 50% las asignaciones familiares para las provincias de la zona que cobran un plus por zona desfavorable. Así, mientras en la provincia de Buenos Aires el monto por hijo se ubica en $ 1578 se incrementaba entre $ 3155 y $ 3407 en La Pampa, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

En paralelo, algunos gobernadores plantean que las provincias negocien en bloque frente al gobierno nacional de cara al Presupuesto. Uno de los impulsores es Mariano Arcioni, de Chubut. El gobernador rionegrino se mostró contrario a esa posición. "Creo que hay dos planos uno individual porque son 24 realidades distintas y cada provincia tiene que negociar por si solo y un segundo que es general que son las provincias con Nación. Creo que un bloque patagónico o cualquier otro no tiene asidero".

Por último, reconoció que el Plan Patagonia, primo "lejano" del plan Belgrano, "no avanzó nada. Se elevaron los proyectos al Gobierno nacional pero sin mayor avance".

Tags relacionados