La Ciudad empieza a demoler el Elefante Blanco

El edificio que debía haber sido destinado a ser una hospital está abandonado desde 1955. Rodríguez Larreta prevé construir allí el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat. Se destruirá "a pico y pala". 

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires dará hoy inicio formal a la demolición del histórico edificio Elefante Blanco con la presencia del jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, aunque las obras comenzaron lentamente semanas atrás.

En el lugar se levantará la nueva sede del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat a partir de marzo de 2019 el cual, sostienen desde el gobierno porteño, impulsará el desarrollo social, económico y comercial de más de 25 mil vecinos de Villa Lugano, además de contribuir a su higiene y seguridad, dado que el edificio posee actualmente altos niveles de contaminación y peligro de derrumbe.

El Gobierno de la Ciudad fue habilitado en noviembre de 2017 por la Legislatura a iniciar la demolición del edificio y la construcción del nuevo ministerio, que tendrá tres pisos y 17.700 metros cuadrados.

El edificio que será destruido "a pico y pala" fue proyectado en la década del ’30 para atender a enfermos de tuberculosis, pero en 1955 con la caída del gobierno de Juan Domingo Perón la obra quedó interrumpida. Tiene una superficie de 62.600 metros cuadrados, distribuidos en 14 pisos, un nivel de basamento y dos subsuelos.

Familias en disputa

El proyecto aprobado el año pasado proponía una modificación en la norma urbana que registra el predio donde está situado el antiguo edificio, sobre Piedra Buena al 3200, ya que esos terrenos no están autorizados por catastro para la radicación de dependencias gubernamentales.

El cambio de zonificación era necesario para el arranque de la obra, aunque el inicio de los trabajos estaba supeditado al resultado al que llegue una "mesa de diálogo" conformada por la justicia local para dar una solución habitacional a las personas que residen en las viviendas precarias pegadas al emblemático edificio.

Ese espacio está encabezado por la jueza Elena Liberatori -quien ordenó al Gobierno porteño abstenerse de desalojar a las familias durante el tiempo que se reúna la mesa-, el Ministerio de Desarrollo Humano, el Ministerio Público de la Defensa –que acompaña a las familias para que sean escuchadas y reciban un subsidio justo que les garantice una vivienda digna- y la Asesoría Tutelar.

Según precisaron fuentes judiciales porteñas a El Cronista, aún quedan 20 familias en el predio ubicadas en la manzana 27 bis. En el juzgado de Liberatori se lleva adelante una negociación para que puedan recibir un subsidio.

El nuevo ministerio

La futura sede tendrá planta baja y tres pisos, asentados sobre una base de terreno de 4.360 metros cuadrados y donde se prevé desarrollar 18.000 metros cuadrados de construcción y terrazas verdes que albergará a mil personas.

Según fuentes del gobierno porteño, la construcción de la sede oficial estará acompañada por un plan de infraestructura en el entorno del viejo edificio, tareas que demandarán una inversión de más de 100 millones de pesos para las manzanas aledañas que incluirán el trazado de calles, redes cloacales, pluviales y agua corriente, junto con el soterramiento de la red eléctrica y de fibra óptica.

Tags relacionados