La Argentina consiguió otro respaldo en la ONU al reclamo por Malvinas

El Comité de Descolonización de Naciones Unidas aprobó por consenso un nuevo llamado para que el Reino Unido aborde la situación política del archipiélago. El Gobierno destacó el renovado diálogo con Londres, excepto en este tema. Los isleños rechazaron cualquier acercamiento.

El Gobierno se anotó un triunfo en Nueva York tras lograr que el Comité Especial para la Descolonización de las Naciones Unidas aprobara un proyecto de resolución que reitera el llamado a la Argentina y al Reino Unido para llegar a un "acuerdo pacífico y negociado en la disputa de soberanía" como la "única manera" para terminar la  "especial y particular" situación política por la que hoy se rigen las Islas Malvinas y demás enclaves del Atlántico sur.

A instancias de la delegación argentina ante el organismo multilateral, el comité especializado aprobó por consenso un texto que convoca a ambos gobiernos a "consolidar el actual proceso de diálogo y cooperación reanudando las negociaciones lo antes posible".

El canciller Jorge Faurie siguió las deliberaciones en forma presencial y allí reiteró que la Argentina "no tiene dudas de su soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes", por lo que el reclamo "es irrenunciable".

El diplomático también advirtió que el gobierno británico "ha continuado llevando adelante actos unilaterales en el área en disputa, desoyendo lo dispuesto por Naciones Unidas", en referencia a la explotación de recursos naturales y la presencia de fuerzas militares mediante una base con más de un millar de efectivos. También reiteró el llamado a Londres para cumplir "sus obligaciones en materia de descolonización".

El recinto del comité, a la hora de exponer la Argentina.

Sin embargo, el isleño Ian Hansen, en representación de la asamblea legislativa -que no es reconocida por el Estado- sostuvo que la reclamación argentina es "infundada y no es bienvenida", a la vez que reiteró que la población británica, que empezó a llegar hace casi 200 años al archipiélago, definió en 2013 mediante un referendo que pretende ser un territorio de ultramar bajo el control político de Londres.

En respuesta, Faurie resaltó la reciente opinión consultiva de la Corte Internacional de Justicia, que en febrero determinó que el Reino Unido debe devolver un archipiélago a la República de Mauricio -nación insular al suroeste del océano Índico- que le fue retenido años antes de su independencia y que hoy funciona como base militar de los Estados Unidos.

Para el tribunal de La Haya, la ocupación británica de la isla de Chagos es "ilegal" y que, por tanto, debe cesar para finiquitar la descolonización en esa región del mundo.

Junto con Faurie, participaron de la delegación argentina los senadores Federico Pinedo (PRO) y Julio Cobos (UCR), y los diputados Daniel Filmus (FPV) y Cornelia Schmidt-Liermann (PRO). Además estuvieron Luis Gustavo Vernet, chozno del gobernador de las islas Luis María Vernet.

Tags relacionados