LOS AFILIADOS DEBEN ESPERAR POR SILLAS DE RUEDAS, MULETAS Y CAMAS

La AGN advierte por demoras en las compras para beneficiarios del PAMI

Una vez más la Auditoría General de la Nación puso la lupa sobre el PAMI y detectó anomalías en las prestaciones a los jubilados. Un crítico informe del organismo de control aprobado la semana pasada por los siete auditores generales su presidente Leandro Despouy, Alejandro Nieva y Horacio Pernasetti en representación de radicalismo y los cuatro delegados del oficialismo nacional Vicente Brusca, Vilma Castillo, Francisco Fernández y Oscar Lamberto pone al descubierto excesivas demoras en las órdenes de compras de fisiatría tales como sillas de ruedas, muletas, camas ortopédicas, esenciales para la rehabilitación de sus afiliados. También marca que el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (INSSJyP) no realiza una adecuada rendición de cuentas de su gestión y serias fallas en el sistema de información sobre el destino de las prestaciones y provisión de elementos fisiátricos.
La Auditoría abarcó el periodo 2008 y 2009 y en el documento se aclara que los reiterados atrasos del Instituto en presentar la información y documentación solicitada por la AGN demoró la finalización del informe.
Por ejemplo en el expediente de compra y licitación pública N´ 97/08 para sillas de ruedas la investigación apunta a la excesiva duración en la tramitación del expediente, que hace que desde su caratulación hasta la emisión de las órdenes de compra corra un año contariando los objetivos de optimizar la entrega de elementos de fisiatría.
Aún más, ese mismo expediente denuncia las sucesivas ampliaciones de la licitación (
$ 6.948.781) que representan un 83,89% del total adjudicado (8.282.910), acreditan la falta de una evaluación cuantitativa adecuada al momento de comprar los elementos.... Relacionado con las camas ortopédicas la AGN advierte que no consta en el expediente de compra ninguna explicación respecto de una diferencia de 1.281.300, existente entre la estimación realizada por el PAMI y los precios de los elementos adjudicados. Además apunta que la Licitación se adjudicó a un proveedor con antecedentes de incumplimientos en las entregas de los insumos que se adquieren.
Ya el año pasado la AGN publicó un informe lapidario sobre las prestaciones geriátricas brindadas por el INSSJyP a sus afiliados en 2007 y 2008. Entre los puntos analizados se destacó que sobre 457 establecimientos geriátricos que albergan aproximadamente a 14.500 afiliados del Instituto, se observó que en el 57,98% no se realizó ningún control de su planta física. Existen establecimientos suspendidos por falencias detectadas y a pesar de ello, permanecen afiliados del Instituto sin haberse regularizado las observaciones, apuntó la AGN. Resaltó además la existencia de lista de espera de aproximadamente 1.800 afiliados, que representa una demanda insatisfecha del 10% del total de las internaciones.