Kicillof reunió a Frederic con Berni para descomprimir la interna en Seguridad

Después de la visita del gobernador a la Casa Rosada, recibió a la ministra nacional en La Plata con su funcionario. Avances para coordinar el despliegue de 6.500 efectivos federales en el Conurbano.

"Loco es aquel que, haciendo siempre lo mismo, espera resultados distintos". Lo dijo Albert Einstein y Sergio Berni, sin preocuparse por el nombre del científico compartido con el del Presidente, lo posteó anteayer en su cuenta de Twitter.

Desmarcado del propio gobernador Axel Kicillof, que debió ir ayer a la Casa Rosada a ver a Alberto Fernández para minimizar los daños colaterales de la explosiva carta de su funcionario, el ministro de Seguridad bonaerense revalidó en las últimas 48 horas su apodo más famoso: "El loco".

Les deseo a todos muy buena semana ! pic.twitter.com/FCqNioIO3I

— Sergio Berni (@SergioBerniArg) February 10, 2020

Después de que Kicillof saliera de Balcarce 50, ya prometido un cónclave en el que oficiaría de anfitrión para sellar una tregua con la ministra Sabina Frederic en La Plata, Berni volvió a saltar la reja. "En la Argentina hay presos políticos. Esos políticos estuvieron presentes durante el gobierno de (Mauricio) Macri", afirmó en Radio La Red. Para que quedara claro que parecía un mensaje dirigido al Jefe de Estado que cree que lo que hay son "detenciones arbitrarias", defendió al paradigmático ex ministro de Planificación: "Creo absolutamente en la inocencia de (Julio) De Vido". El también ex diputado, desde la cárcel, es uno de los feroces críticos de la visión albertista en sus redes sociales.

Gracias compañero @SergioBerniArg por tu apoyo a nuestra lucha por la libertad de todos los presos políticos, un abrazo.

— Julio De Vido (@JulioDeVido) February 11, 2020

"El Gobierno no es un club de amigos, es representar intereses", resumió el coronel retirado. La jefa política a la que reporta, Cristina Fernández de Kirchner, permaneció en Cuba durante la crisis de los gendarmes. "Lo deja mal parado a Axel porque no puede controlarlo", opinaban en la Rosada. Y contextualizaban un dato: como Alberto Fernández, el mandatario provincial también está en plenas negociaciones para reestructurar su deuda pública; un tema más importante que una interna doméstica.

En La Plata, donde suelen recordar que no era su primer opción como ministro hasta que fue propuesto por la Vicepresidenta, destacaban que Kicillof logró apaciguar los ánimos haciendo equilibrio: respaldando parte del reclamo de Berni por el control de las fuerzas policiales federales en el Conurbano; pero también desestimando su amenaza de retirar los efectivos, como guiño a Nación. Hipótesis: ¿Lo hizo para fortalecerse ante la cúpula de la Bonaerense?

Minutos después de salir en radio, Berni mantuvo una reunión "cordial" con Frederic en la gobernación, según ambos lados de la General Paz, de casi una hora. Kicillof se reunió primero con la ministra nacional y luego se sumaron el ex Secretario de Seguridad nacional y el actual Eduardo Villalba.

"Fue una reunión exitosa, lo que veníamos solicitando al Ministerio de Seguridad de la Nación era coordinar la actividad de prevención y seguridad ciudadana con las fuerzas de seguridad federales", sostuvo Berni en gacetilla de prensa. A grandes rasgos, ocurrirá lo que ya iba a ocurrir: se creará un comando conjunto entre Nación y provincia para coordinar el despliegue territorial de 6.500 efectivos. "El Presidente entendió que lo que pedía el ministro no era una pulseada sino una necesidad de saber qué están haciendo esas fuerzas nacionales en nuestro territorio", rescataban de la primera reunión del día en la gobernación.

Resta, ahora, rubricar el acuerdo que no sería pasado mañana en Tucumán, donde Frederic se reunirá con los ministros de Seguridad provinciales, incluído Berni. 

Tags relacionados
Noticias del día