Kicillof recurre a Moyano y médicos jubilados para contener el coronavirus

El líder de Camioneros le aseguró 330 camas críticas al gobernador que necesita insumos para su distrito. Por ejemplo, recurso humano: este lunes habilitó la incorporación de médicos jubilados. Faltan terapistas

El gobernador bonaerense encontró un aliado inesperado en el sindicalista Hugo Moyano. El último miércoles mostró en público su agradecimiento al titular de Camioneros, cuando junto a este y al presidente Alberto Fernández inauguraron el sanatorio Antártida Argentina en Caballito, con la llamativa ausencia del jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta. A pesar de su ubicación en el medio de la CABA, Kicillof no tardó en "repatriarlo" hacia su distrito: "Es un sanatorio que pertenece al gremio de los Camioneros, a su obra social, de Provincia. Es para la atención exclusiva de pacientes de la PBA".

Moyano le da aire a Kicillof ante lo que podría ser el brote de coronavirus en el distrito más poblado del país. El gobernador comentó ante los medios que entre hospitales públicos de la provincia y de los municipios contaría con 300 camas críticas disponibles. Moyano le está aportando otras 330 camas críticas a Kicillof. El gobernador dijo el lunes que en PBA necesitarían 1000 camas críticas cuando llegue el pico de la pandemia, según proyecciones que adjudicó al gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta. En Provincia consideran que contarían con las camas necesarias, al sumar al sistema privado de salud bonaerense (otras 2000, aunque falta definir cuántas están disponibles).

A tal punto, que Kicillof habría sugerido a Antonio Caló, de la UOM, el uso del sanatorio de su gremio en Avellaneda ante la evolución de la pandemia, según fuentes sindicales. Pero no tuvo una respuesta favorable.

A la provincia de Buenos Aires le falta personal de salud para enfrentar un pico alto de coronavirus. El gobernador mostró esa necesidad este lunes a través del decreto 213/2020 en el que expresa "la necesidad contar con el personal jubilado y/o retirado" para cumplir con tareas que "se vinculan al sistema de salud". Kicillof intentó minimizar este problema, este lunes, en un reportaje a TN. Pero es el segundo intento de la Provincia por aumentar su personal de salud, e incluso apelando a un grupo vulnerable ante el coronavirus (mayores de 60 años).

El primer intento fue una convocatoria de contratación de personal en marzo. Se trataba de más de 3500 empleos para terapistas, kinesiólogos, trabajadores sociales, psicólogos, médicos generalistas, clínicos, bioquímicos, pediatras e infectólogos. Pero de 500 médicos terapistas sólo lograron anotar a 100 y le faltarían 3 infectólogos para llegar a los 20 que demandaba. Por tanto, para la PBA espera aumentar esos cupos entre jubilados y médicos extranjeros. El recurso humano parece clave para que Kicillof afronte la construcción de 5 hospitales modulares y otras unidades médicas, en su mayoría apostadas en el Conurbano: Florencio Varela, Quilmes, Tres de Febrero, Hurlingham, Avellaneda, La Matanza, Moreno, González Catán y Lanús.

Por otro lado, los respiradores se volvieron un insumo crítico. Kicillof dijo ante TN que espera entre 700 y 1000 nuevos. La Provincia cuenta con menos de 500 respiradores en buen estado, a tal punto que lanzaron un convenio con universidades para repararlos. En este punto, Kicillof espera que el ministro de Salud, Ginés González García, priorice su distrito luego de interrumpir la venta libre de estos insumos a empresas nacionales. Pero el gobernador también comentó que su distrito lanzó pedidos de compra a Estados Unidos y China de respiradores.

Tags relacionados

Noticias del día