Industria: el uso de la capacidad instalada cayó al 60,7% en noviembre

El Iaraf informó que el uso de la capacidad instalada bajó a 60,7% en noviembre, el más bajo para el mes mencionado de los últimos 4 años.

El uso de la capacidad instalada de la industria manufacturera (UCII) quedó en noviembre en en 60,7%, el porcentual más bajo para el mes mencionado de los últimos 4 años, según un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf).

"En línea con el nivel de actividad sectorial, en el mes de noviembre, la capacidad instalada de la industria se utilizó al 60,7%. De esta forma, el porcentaje de utilización de la capacidad instalada de la industria de manufacturas fue el más bajo para los meses de noviembre de los últimos 4 años", señalaron los economistas Nadin Argañaraz y Bruno Panighel, autores del reporte.

En la variación interanual, la industria manufacturera cayó un 4,5% en la medición de noviembre y se condice con una baja de 2,6 puntos porcentuales en la utilización de la capacidad instalada respecto al mismo mes de 2018. 

Las industrias automotriz y metalmecánica son las que menor capacidad están utilizando, ambos sectores por debajo del 50% de las instalaciones. Por su parte, el sector textil, el del caucho y plástico, la industria de edición e impresión y la alimenticia también arrojan utilización menor al 60% de la capacidad.

El paro es significativo en estos segmentos de la industria. Del otro lado, con mayor utilización de capacidad instalada, se encuentran las industrias del petróleo y las industrias de metales básicos empujadas por la exploración y explotación de Vaca Muerta. También papel y cartón mostró un alto uso de capacidad al 75%. 

Los datos de los últimos meses de 2019 mostraron una continuidad de la contracción en el uso de la capacidad instalada del sector industrial manufacturero, aún sobre la baja base de comparaciones de fines de 2018.

Dado que los sectores operan con un amplio porcentaje de capacidad ociosa, tampoco es esperable que haya inversiones que dinamicen la actividad de la industria manufacturera. Sin embargo, la baja de la tasa de interés y la estabilidad cambiaria tendrá un impacto positivo para el sector en los próximos datos. 

El Gobierno apuesta al consumo y al mercado doméstico, y la industria se verá beneficiada por estas políticas.

Tags relacionados

Más de Economía y Política