Indignación entre los familiares de los 44 tripulantes del submarino

Itatí Leguizamón fue en los últimos días una voz cantante entre la prensa. Su esposo, es uno de los 44 tripulantes que estaban a bordo del ARA San Juan. Hoy, después de 8 días de búsqueda, su esperanza se vio mancillada con la última información que se conoció hoy al mediodía. "Hubo una explosión", se le escuchó decir al vocero Enrique Balbi, en conferencia de prensa, aunque las familias se enteraron un rato antes de la mala noticia.

“Son unos sinvergüenzas , fue lo primero que salió de su boca. “Ellos esto ya lo sabían desde hace mucho , señaló. 

“Nos dejaron una semana esperando. Hoy sacaron a quienes no eran familiares directos. Escucharon una explosión el miércoles a la 11 , dijo Itatí, quien visiblemente afligida marcó: “No nos dijeron que murieron, pero que están a 3 mil metros .

“No nos dijeron que murieron, pero que están a 3 mil metros , señaló lleno de rabia.

Frente a la prensa, dijo furiosa: “Inauguraron en el 2014 un submarino pintado por fuera y vacío por dentro . La mujer fue categórica: “Ya fue, ya no tengo esperanzas .

Imagen de archivo del ARA San Juan

“Desde los años 70 que nadie invierte un peso en las Fuerzas Armadas , dijo.

 “Inauguraron en el 2014 un submarino pintado por fuera y vacío por dentro , acusó.

Más allá del dolor, el enojo fundamental de los familiares en general está centrado en cómo se manejó la info del submarino perdido. Hay gente que desconfía que ese parte informativo no lo supieran desde hacía muchos días.

A Leguizamón le siguieron otras voces, que sin identificarse, estallaron de ira frente a la fura información.

"¡Los mataron, mataron a mi hijo!", gritó el padre de unos de los submarinistas que, junto con su hijo, salió a toda velocidad en un auto de la base naval.

"Se roban la plata los jefes, por eso. Son unos hijos de mil puta (sic), mataron a mi hermano porque los sacan con alambre a navegar, yo estuve en la Armada", dijo el hermano de uno de los navegantes que viajaba en el mismo auto.

En otro de los vehículos que salieron de la base viajaba una mujer que repitió las mismas consignas. "Nos mintieron, nos mintieron", dijo.

A su vez, una ambulancia se retiró de la base con la sirena encendida y otra unidad de emergencias llegó a la base minutos más tarde.

"Están furiosos. Empezaron a romper todo. No les dejaron de terminar de leer el comunicado", afirmó la esposa del tripulante.

Tags relacionados

Más de Economía y Política

Noticias del día