Hubo "stockeo" en los super, pero gana el chino en la cuarentena

Todos recuerdan las largas colas en supermercados y autoservicios los días previos a la declaración de la cuarentena total, y un relevamiento privado le puso números al fenómeno.

Más allá de los datos, lo cierto es que en medio de la pandemia la mayoría de los consumidores está cambiando sus pautas de consumo y hasta preferencias por formato de local, a la hora de abastecerse de productos de primera necesidad. 

Un informe de la consultora Scentia, que dirige Osvaldo Del Río, señala que en las primeras dos semanas de este mes las compras en supermercados aumentaron 9% en cantidad de tickets frente al mismo período de 2019, mientras que medidas en unidades, la suba llegó al 27%.

En cuanto a las ventas en pesos crecieron 85% anual, pero este dato esconde el efecto inflacionario: según el Indec, en 2019 el índice de precios al consumidor (IPC) aumentó 53,8%.

Además, en la segunda semana (del 9 al 15 de marzo), mientras la cantidad de tickets cayó 2%, las de unidades compradas se dispararon 20%. Así, en la primera semana de marzo el ticket promedio alcanzó los $ 1689, con 20 unidades promedio por compra, y la semana siguiente ese valor subió a $1990 (18% más), con 24 unidades por acto de compra.

"El domingo 15 de marzo presentó el mayor incremento de consumo en unidades (115%), impulsado en primera instancia por Alimentación (227%), seguido por Limpieza (153%) e Higiene y Cosmética (130%)", señaló Scentia. Nada llamativo por este lado.

Algo parecido observan desde Nielsen. La facturación indicó que mientras en la última semana de febrero los rubros alimentación y limpieza aumentaron sus ventas en 48% respecto del año anterior, en la primera de marzo el salto fue de 62% en alimento y de 64% en limpieza.  

Por su parte, Focus Market, de Damián Di Pace, destacó las modificaciones de los patrones de compra en medio de la pandemia.

Un dato que sorprende es que consultados sobre las compras de los últimos tres días, el 32,7% de los porteños dijo que no había salido de compras, el 38,7% lo hizo en un comercio minorista tradicional y el 19,6% en autoservicios chinos. En total alcanzaron el 91% del total, esto es, nueve de cada diez consultados no fue a comprar en los últimos tres días o lo hizo en locales de cercanía.

Apenas 4,7% realizó su compra en un hipermercado, el 2,8% en autoservicios de origen nacional, 0,9% en tiendas de descuento y otro 0,9% en el canal mayorista.

La encuesta sobre 1200 casos de la Ciudad de Buenos Aires arroja otros resultados interesantes. Por caso, el 91,5% de los consultados privilegia la cercanía, no más de 200 o 300 metros del domicilio, y el 4,7% encuentra la alternativa en el comercio electrónico.

Este comportamiento se mantiene incluso ante la posibilidad de obtener un buen descuento en supermercados o híper. La encuesta preguntó sobre la decisión de compra si un supermercado ubicado a 30 cuadras del hogar ofrecía un descuento del 50% en todas las compras (descuento efectivo del 35%).

La respuesta fue categórica. Sólo el 20,8% elegiría el supermercado que ofrece el descuento, por sobre el local de cercanía (79,2%), si para eso tiene que movilizarse.

Temas relacionados
Más noticias de supermercados

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés