Hay un promedio de 9 locales vacíos por cuadra en todo el país

Según CAME, el 15,6% de los locales comerciales del país cerraron, sin registro de que se hayan mudado a zonas más económicas. Indumentaria, calzados y decoración, los rubros más afectados.

Una encuesta de la Confederación Argentina de la mediana Empresa (CAME) hecho en todo el país señala que este año cerraron 90.700 locales, 41.200 pymes y quedaron afectados 185.300 trabajadores como consecuencia de la la cuarentena por la pandemia de coronavirus.

Según CAME, el 15,6% de los locales comerciales del país cerraron, sin registro de que se hayan mudado a zonas más económicas. En promedio, se estima que cerraron 9 locales por cuadra. Los rubros más afectados fueron indumentaria, calzados y decoración y textiles para el hogar.

"La tasa de mudanza registrada apenas llega al 0,3%. Es decir, la crisis fue tan profunda que los comercios ni siquiera pudieron compensar mudándose a zonas más baratas, como suele suceder en períodos recesivos", remarca la entidad.

La Patagonia resultó ser la región más afectada, con 22,7% de locales cerrados. Las cinco provincias más afectadas por los cierres fueron Chubut, con una tasa de 34%; Córdoba, con 25.4% de cierres; Neuquén, con 25.2%; Tierra del Fuego, con 21.2% y Santa Cruz, con una tasa de 18.8%.

Así surge de un relevamiento realizado por CAME entre el 1 y el 18 de diciembre en 39 ciudades de las 23 provincias del país y la Ciudad de Buenos Aires. En total se relevaron 82.629 comercios en 1500 calles. De ellos, 12.843 estaban cerrados y vacíos, afectando a 28.300 empleos. Las más perjudicadas fueron las galerías comerciales, donde la tasa de cierre alcanzó a 23%.

En el caso de las galerías, hay provincias como Chubut con el 77,6% de locales cerrados; La Pampa con 63,6% o Formosa con 55%. En el otro extremo se ubica Salta con solo 9,1% o Corrientes con 10,6%.

Según la CAME, no todas esas pymes darán de baja sus CUIT y se espera que, en los próximos meses, si todo se normaliza, de a poco vuelvan a reaparecer un porcentaje de ellos en la misma u otra actividad. "Hay que recordar que es probable que el empresario pyme, aun en el peor momento, vuelva a levantarse y reiniciar su negocio, pese al daño ya consumado tanto para él, su familia, la de sus empleados, así como para el país", destaca.  

Tags relacionados

Compartí tus comentarios