Hasta las PASO, Macri evita distritos opositores del Conurbano

El Presidente tiene en agenda visitas a San Isidro y Vicente López, donde gestiona el oficialismo. En cambio, Vidal salío este martes a hacer campaña por La Matanza, al visitar una casa de familia.

El presidente Mauricio Macri no pisará hasta las PASO los sectores del Conurbano más afectados por la crisis, tales como los distritos de la tercera sección electoral, como La Matanza o Florencio Varela. Es ahí donde residen la mayoría de los electores bonaerenses que pueden definir si la gobernadora María Eugenia Vidal reelige o si gana el Frente de Todos, con Axel Kicillof, tal como estarían marcando algunas encuestas.

Macri evitará las zonas del Conurbano más afectadas por la crisis que se desencadenó en abril de 2018. El Presidente buscará evitar cualquier sobresalto hasta el 11 de agosto, tal como el que vivió en Córdoba, donde un militante kirchnerista lo insultó. Entonces, Macri visitará hoy San Isidro y Vicente López, donde gestiona Juntos por el Cambio. Y es probable que su próxima recorrida por el Conurbano sea otra vez en el distrito que gestiona su primo Jorge Macri, para el cierre de campaña.

El efecto de la crisis económica nacional afecta directamente a la gobernadora María Eugenia Vidal. La mandataria sufre una paradoja: es la candidata con mejor imagen, pero corre el riesgo de perder la Provincia ante Kicillof. "Y… es boleta completa", explica un alto funcionario. Así, acepta que a Vidal le está restando votos el hecho de compartir la boleta con Macri. Este martes trascendió en redes cómo entregan las boletas en el municipio de San Martín. Están dobladas de tal manera que la imagen de Vidal (sin su vice Daniel Salvador) acapara toda la atención. Luego, destacan los candidatos a diputados nacionales, como Cristian Ritondo y María Luján Rey, luego la de diputados provinciales y el candidato a intendente Santiago López Medrano. Y, por último, el pliego de Macri junto a su compañero de fórmula Miguel Pichetto.

Es sólo un caso, pero grafica lo que muchos funcionarios vienen reconociendo en off. El oficialismo da por descontado que en Buenos Aires perderán las PASO, tal como ocurrió en 2015 y 2017. Pero eso mismo les da argumentos para pensar que pueden ganar la elección en octubre, tal como ocurrió en los dos comicios anteriores.

Pero a diferencia de esas elecciones, en esta oportunidad, Vidal tiene que caminar en una Provincia afectada por la recesión, la caída de salarios (que el Indec informará este miércoles) y el aumento de la pobreza. En especial, en el Conurbano. Según informó el Indec en junio, en el Gran Buenos Aires la desocupación llega al 12,3%. En el primer trimestre de 2018 ese guarismo llegaba a 11,3%.

Sin Macri, Vidal recorrió la tercera sección electoral este martes, con una visita a la casa de una familia de Tapiales (La Matanza). Una visita crucial ya que es es el distrito donde reside la mayor cantidad de electores bonaerenses.

Tags relacionados
Noticias del día