Hacienda recibió propuestas de bancos para canje de bonos pero evalúa aplazarlo

Señalan que la falta de apoyo desde la oposición se convierte en un obstáculo. Inversores transmitieron que prefieren negociar con los referentes de Alberto Fernández

Casi 10 días atrás el Gobierno anunciaba el aplazamiento del pago de deuda con lo que buscaba despejar el horizonte de vencimientos y, así, mejorar el clima de los mercados. Tras eso, el control de cambios se sumó y, también, la dificultad de conseguir apoyo desde la oposición para el respaldo en la renegociación con los tenedores de títulos.

Cuando se anunció, de las cuatro patas previstas, para dos el Gobierno esperaba tener un apoyo más contundente. Con la parte de las Letes, Lecap, Lelink y Lecer que avanzó por decreto y el inicio de negociación con el FMI para la deuda con el organismo, el "reperfilamiento" de los bonos para tenedores bajo ley argentina por un lado, y por el otro, bajo norma extranjera, entró en un compás de espera a que se defina el horizonte político.

A la decisión oficial de no presentar, al menos por ahora, el proyecto de ley en el Congreso para avanzar con el canje de bonos locales se suman las dudas en los pasillos oficiales sobre el camino a seguir para los títulos bajo ley extranjera.

"Lo importante es cómo vaya avanzando el canal político", sostuvo una fuente oficial respecto de esta posibilidad. En el Ministerio de Hacienda recibieron propuestas de los bancos internacionales sobre cómo se podría llevar a cabo estas operaciones hasta el miércoles. Entre ayer y hoy estaban abocados a leer y resumirlos para, ya con una idea en mente de los diferentes caminos, la próxima semana hacer un análisis grupal de manera interna en el ministerio.

"A partir de ahí ver como seguimos con el proceso", agregó la fuente, que no descartó la posibilidad de que no se termine avanzando, al menos en estos meses, en las propuestas a nivel local y también internacional. La tranquilidad que tienen es que con el vencimiento de Letes ya pospuesto, el programa financiero estaría virtualmente cerrado.

Es que en el Gobierno cayó mal que algunos de los principales tenedores de bonos a nivel internacional, como T Rowe Price, Eaton Vance y GMO barajen la posibilidad de negociar directamente con los representantes económicos de Alberto Fernández. "Las negociaciones con un Gobierno con el síndrome de ´pato rengo´ serían inútiles", publicó ayer el Financial Times (ver FT).

Tags relacionados
Noticias del día