Greylock y la deuda: "Si Argentina no cierra en los próximos días, tal vez no lo haga en años"

En diálogo con El Cronista, Hans Humes, titular del fondo que decidió días atrás aceptar la última oferta del Gobierno, culpó a los grandes acreedores, como BlackRock, por no finalizar las negociaciones. "No tiene sentido empujar a la Argentina", dijo.

Hans Humes es un viejo conocido de la Argentina. Al frente de Greylock Capital, este inversor sabe de qué se trata negociar con el Gobierno local, desde 2002.

Greylock decidió días atrás abandonar el Argentine Creditor Committee (ACC, del que también forman parte otros acreedores como BlacRock), y aceptó la última oferta de la Argentina.

Entre ese 2002 y 2005, Humes debió verse las caras con Roberto Lavagna y Guillermo Nielsen (por entonces ministro de Economía y secretario de Finanzas, respectivamente), cuando también debió renegociar la deuda.

“En ese momento la situación fue muy diferente a la actual. Ambos no tenían flexibilidad, no se escuchaba al acreedor. Tal vez tenía que ver con el mandato que les habían dado, pero esta última experiencia fue muchísimo mejor. Se ve que se aprendió de los errores , sostuvo Humes en diálogo con El Cronista.

- ¿Qué lo lleva a pensar eso?

- Hay mucha gente en este Gobierno que tiene la experiencia de lo que ocurrió hace 15 años. Se aprendió de los errores. El presidente Alberto Fernández  es pragmático y se hizo un gran esfuerzo por escuchar qué se pedía del otro lado. Y el ministro Guzmán empezó sin experiencia y llevó muy bien el tema. No es un proceso perfecto, pero se maneja bastante bien

- ¿Debe preocupar que los tiempos se estiren tanto?

Se debe llegar a un acuerdo pronto porque esto ya lleva demasiado tiempo, y los culpables de que esto se haya prolongado tanto en las últimas semanas es responsabilidad de los acreedores, que esperan demasiado. Hay algunos, los más grandes, que convencen a otros de que no aceptan la oferta argentina. El gran riesgo es que hay acreedores que quieren pelear para ganar dos puntos, pero no se dan cuenta de que pueden perder 20 puntos. Espero que se avance fuerte en los próximos días. Sino, posiblemente no se haga en años.

- Ustedes optaron por salir del ACC. ¿Qué pasó?

- La oferta de la argentina no fue perfecta; eso es una realidad. Pero decidimos aceptar. Sin embargo decidimos salir porque no queríamos formar parte del grupo que empezaba a pedir cosas que no corresponden. No era la mejor oferta pero era suficiente. Es más importante ir por el acuerdo global que pelear por dos puntos más

- ¿Cuál es el peso real que puede tener la Argentina en sus portafolios, como para tomar una postura tan exigente?

- Entre un 5% y un 15%, no más. Y si no cierran terminará siendo dead money. No hay razón para decirle no a una oferta de u$s 53,5 para exigir u$s 54-u$s 55. Es más ego que otra cosa.

- Y sino llevar el caso a juicio

- Dicen que lo cerrarán pero no creo que hagan eso. Ganar a través de un juicio es casi imposible. Además Blackrock y el resto de los fondos no saben cómo hacerlo. Las compañías de fondos mutuos no tienen ganas hoy de pelear contra un país en crisis. Esto lleva tiempo y dinero. El costo final es muy alto.

- ¿Cómo considera la última contraoferta de ACC?

- No ofrecieron absolutamente nada. No dijeron queremos tal cosa. Siguen hablando de lo mismo a los que ya se les dijo que no.

- ¿Coincide con Fernández cuando afirma que la Argentina se expone a un riesgo si ofrece más dinero?

- Es muy difícil saber cuánto realmente puede pagar la Argentina. Pero prometer pagar demasiado ahora, sin dudas puede generar desconfianza en el país. Discutir cuánto podrá pagar la argentina en 5 o 10 años es complicado. No tiene sentido empujar a la Argentina en un momento complejo como el actual. Siempre hay que ceder y dejar algo en la mesa de negociaciones. Lo que ofreció el Gobierno se puede ajustar pero no desde el dinero sino en cuestiones legales.

- ¿Cerrar a cualquier precio o que queden holdouts?

- No cerrar tendría un efecto muy malo, tremendo sobre la confianza del país. Por eso digo que no entiendo cómo teniendo la Argentina una participación tan baja en el portfolio de muchos acreedores, se extiende todo por dos puntos más. No veo cuál es la búsqueda. Pierden mucho tiempo en esto. Los fondos grandes evidentemente no tienen la experiencia suficiente para afrontar estas situaciones.

Tags relacionados

Más de Economía y Política