ESPERAN SUMAR AL FRENTE RENOVADOR A ESTE BLOQUE DE NEGOCIACIÓN

Gobernadores sorprendidos mientras arman estrategia para el Pesupuesto 2019

Se reunieron para tener una posición conjunta respecto las transferencias no automáticas e Ingresos Brutos. Desconcierto por el anuncio a las pymes de frontera

Mientras miraban el partido de Argentina - Nigeria y festejaban el pase de la albiceleste a octavos de final, un grupo de gobernadores acordaban un camino común de cara a los próximos encuentros con el gobierno.

 

Con la sombra del Presupuesto 2019 y el ajuste acordado con el FMI, Gustavo Bordet (Entre Ríos) ofició de anfitrión en la Casa de la provincia en la Ciudad y recibió a Juan Schiaretti (Córdoba), Juan Manuel Urtubey (Salta), Domingo Peppo (Chaco) y Rosana Bertone (Tierra del Fuego) y a los jefes de los bloques peronistas en Diputados y el Senado, Pablo Kosiner y Miguel Pichetto, mientras negocian la llegada del Frente Renovador a este grupo.

Según explicó el anfitrión a El Cronista durante el encuentro con un grupo de gobernadores del justicialismo hubo coincidencias en darle al gobierno nacional apoyo legislativo a las herramientas que necesita para la gestión. "Pero nosotros no co-gobernamos, el que gobierna es el gobierno nacional y por lo tanto tiene que hacerse cargo de los errores y resolver los problemas de los argentinos", manifestó Bordet

"Entendemos que hay metas fiscales que tienen que alcanzarse, pero queremos que en la consecución de esas metas fiscales exista un criterio de equidad. Estamos dispuestos a hacer un esfuerzo, pero tiene que ser equitativo", insistió. "Entendemos que nos tiene que ir bien a todos los estamentos de gobierno porque en definitiva le va bien a la gente que es para los que estamos y para lo que nos votaron", aseveró.

Según explicaron en otros distritos, además de acordar el apoyo legislativo, se pusieron de acuerdo en "armar una posición en común respecto a los recortes en las transferencias no automáticas, la reducción del ritmo de la baja de Ingresos Brutos y, en particular el paso de Aysa, Edenor, Edesur, transporte y la justicia ordinaria a la órbita de las administraciones de la provincia de Buenos Aires y de la Ciudad".

Respecto a este último punto, y mientras la gobernadora María Eugenia Vidal suma apoyo de intendentes del PJ para rechazar el traspaso, los gobernadores suman fuerzas.

"El gringo por Schiaretti se lo planteó claro a Macri y además estaba acordado en el Consenso Fiscal. Si quieren ajustar, que sea parejo", señalaron.

La semana que viene se reunirán los ministros de Economía y de Hacienda de estos distritos para trabajar en los números de las transferencias e IIBB, en el caso de los servicios, ya hay un trabajo que salió de la provincia mediterránea y que ya está en el despacho presidencial.

En ese informe se establece que el ahorro nacional de transferir al AMBA la empresa Aysa sería de $ 15.268 millones (0,12% PBI), el paso de la justicia ordinaria a CABA unos $ 5.506 millones (0,04% del PBI), los subsidios al transporte $ 49.210 millones (0,39% del PBI) y la transferencia de la seguridad que presta Gendarmería $ 10.024 millones (0,08% del PBI).

"Si quieren reducir el déficit fiscal, que empiecen por traspasar y tienen un ahorro de $ 80.009 millones, o 0,63% del PBI".

Pero mientras los equipos técnicos trabajaban en articular estos puntos, se fueron enterando del anuncio del Gobierno de adelantar 2 años el mínimo no imponible en contribuciones patronales, previsto en la reforma tributaria aprobada por el Congreso, para comercios minoristas que estén registrados en la Ley PyME. El beneficio solo estará disponible para empresas radicadas en provincias con alícuotas de Ingresos Brutos para comercio minorista de hasta 3% en 2018.

Hay 14 provincias que tienen esta situación y sólo tres Corrientes (2,9%), Catamarca (3%) y San Juan (3%) están en condiciones de entrar en el nuevo régimen. El resto, deberá acelerar el proceso de reducción.

La noticia fue una sorpresa en varios distritos. "Tenemos un acuerdo firmado hace seis meses que plantea un sendero de reducción de IIBB y ahora esto lo modificaría. Aunque sólo en para los distritos de frontera, afecta la recaudación y si uno no lo hace le genera una competencia con la provincia vecina", se quejó un ministro provincial. Otro fue un poco más lejos y evitó cualquier sutileza: "parece que nos están tomando el pelo".

Tags relacionados