POR EFECTO DE LA DEVALUACIÓN Y LA CA DA DE LAS VENTAS DE IMPORTANTES RAMAS

Fuerte derrumbe de los planes de contratación de personal en la industria

En el sector fabril es mayor el porcentaje de empresas que espera recortar empleo que las firmas que aumentarán su dotación. También cayó el empleo en la construcción

Los efectos de la desaceleración económica sumado a la inquietud por las demandas salariales de los gremios en un cuadro de creciente inflación provocaron un fuerte derrumbe de las expectativas de contratación de personal en la industria manufacturera de cara al segundo trimestre del año. De acuerdo con los resultados de la Encuesta de Expectativas de Empleo Global de ManpowerGroup, los planes de contratación en el sector fabril arrojaron resultados negativos (-4%), es decir una contracción de 8% en relación al anterior trimestre y una abrupta caída de 24% en la comparación con abril-junio del año pasado, mostrando las condiciones de mercado más débiles desde los inicios del informe en enero de 2007.


Esa situación evidenció que en el caso de la actividad industrial es mayor el porcentaje de empresas que espera una disminución del empleo durante el próximo trimestre que la cantidad de firmas que prevé incrementar su dotación de personal. Los datos confirman el complejo escenario laboral que atraviesan algunas ramas del sector fabril desde fines del año pasado, donde a la par de la caída de la demanda laboral se incrementó la aplicación de políticas de ajuste laboral, como los recortes de horas extras, la no renovación de contratados y las suspensiones programadas de personal. En particular esas dificultades afectan a la industria automotriz, golpeada primero por la menor demanda de Brasil y luego por la caída de las ventas locales por el impacto de la devaluación y el efecto de los impuestos a los autos de alta gama. También el sector autopartista y las fábricas de electrodomésticos y electrónica fueron sacudidas por esa misma coyuntura, situación que complicó el nivel de empleo en esas ramas de producción.


Hay una tendencia de caída concreta del empleo industrial. Es muy importante respecto a la medición del año pasado, sobre todo porque por primera vez se ubica en un valor negativo, advirtió Alfredo Fagalde, director general de ManpowerGroup Argentina. El especialista mencionó como inquietante el hecho de que el número de empresas industriales que piensa disminuir sus dotaciones de personal es mucho más alto que el resto de los sectores, y que se trata de una tendencia que se profundiza con cada medición.


El informe de Manpower también reveló un deterioro en los planes de contratación en la construcción, aunque en esa actividad las expectativas de los empleadores se mantienen en parámetros positivos (+6%) en línea con el promedio global de la muestra. La encuesta mostró, además, una caída del empleo en el sector Finanzas, Seguros y Bienes Raíces, que Fagalde atribuyó a una situación más coyuntural ya que la medición fue realizada a pocas semanas de la devaluación.


El crecimiento que reflejó la demanda laboral en el sector minero (+20%) y en el rubro de Administración Pública y Educación (+22%), que compensaron en parte la caída registrada en la industria y la construcción, explican por qué a nivel global las intenciones de contratación se mantuvieron estables en la comparación trimestral y solo 6 puntos porcentuales más débiles en la comparación interanual.


En paralelo, el informe de demanda laboral de la Escuela de Negocios de la Universidad Torcuato Di Tella, calculado por el Centro de Investigación en Finanzas (CIF), reflejó una variación de +1,7% en la demanda de personal en el área metropolitana con respecto a la medición del mes anterior, ubicándose en 29,9 puntos porcentuales, 0,5 puntos por encima de su mínimo histórico. En términos interanuales, el IDL disminuyó 10,9%, siguiendo con la ten dencia decreciente presente desde el segundo trimestre de 2011.

Tags relacionados