Federico Pinedo: "Creo que Cristina actuó con generosidad dentro de su espacio político"

En un mano a mano con El Cronista, el senador dijo que confía que la ex presidenta ejercerá un "rol institucional" si le toca ser vice, aunque admite su preocupación por cómo se dirimirán las "graves diferencias" entre el kirchnerismo y el peronismo si Alberto Fernández es electo en octubre.

Federico Pinedo dejará el Congreso tras 16 años como legislador. Doce de ellos, estuvo en la Cámara Baja y, los últimos cuatro, como Presidente Provisional del Senado, donde fue una de las principales espadas del macrismo. A partir del 10 de diciembre, volverá a la actividad privada para ejercer su profesión de abogado, un desafío que lo tiene "entusiasmado", mientras se ocupa en estos días de organizar su futuro estudio jurídico.

En un mano a mano con El Cronista, el senador del PRO repasa las razones económicas pero también políticas por las que, cree, Juntos por el Cambio resultó derrotado en las PASO de agosto.

Pinedo reconoce que será "difícil" que Mauricio Macri logre dar vuelta la elección el 27 de octubre, aunque no imposible. Pero más allá de quien gane en octubre, reclama un "acuerdo de fondo" entre oficialismo y oposición para recuperar los superávits gemelos que permitan sacar a la Argentina adelante.

Si tuviera que hacer una autocrítica, ¿en qué se equivocaron, qué hicieron mal para obtener el resultado que obtuvieron en las PASO?

-Basicamente, nos pasó un tren por encima el año pasado, cuando a la Argentina se le cortó el crédito en abril, de un día para el otro. Es como si te hubiera chocado un tren, no es parte de un plan económico que se te corte el crédito de un día para el otro cuando vos tenés un plan de equilibrio de la economía de cuatro o cinco años. A partir de ahí, se generó una tragedia económica, que es el aumento del 100% del valor del dólar y el 50% de la inflación. La inflación es una fábrica de pobreza tremenda y, en ese contexto, hacer la elección es muy difícil. Pero nosotros estamos saliendo de esa situación, desde el punto de vista político es muy negativo enfrentar el proceso electoral en el peor momento de la crisis. Hicimos errores, por supuesto, el fundamental fue una inconsistencia de tiempos entre el equilibrio fiscal y la política monetaria.

¿Y los errores políticos? ¿Le faltó humildad a Macri al no fomentar acuerdos políticos o buscar ampliar su base de sustentación política?

-Creo que si hacés un campeonato de soberbia en la política argentina, Macri no lo gana.

¿Y quién lo gana?

-Algún opositor, seguramente. La característica esencial de Macri no es la soberbia, más bien es un tipo que actúa con mucha llaneza y que escucha mucho. Después podés estar de acuerdo o no con la decisión que toma…

¿El error entonces fue escuchar a determinado sector del Gobierno en desmedro de otro? Más Peña y menos Frigerio o al ala política…

-Tampoco creo que sea eso, hay cuentitos fáciles, como que el ala política somos los buenos, y otros son los malos. La verdad que, objetivamente, el problema éste tiene mucho que ver con la economía. Y en el área económica hubo algún sector de los asesores del Presidente que eran demasiado optimistas, y había otros que eran pesimistas. Y el Presidente optó por los optimistas que no vieron realizado su pronóstico, que era que la Argentina iba a crecer mucho y el crecimiento iba a tapar los problemas que tenía la economía. Algunos lo que sosteníamos era que había que hacer acuerdos políticos de más largos plazo con la oposición, con un sector, porque el kirchnerismo no tenía interés en acompañar nada que hiciera el Gobierno. Esa fue una diferencia que te hubiera dado más volumen político.

Pensando para adelante, lo importante es que los sectores responsables y serios de los dos partidos hagamos un acuerdo sobre la base de lo que alguna gente de Alberto Fernández dice que es el objetivo de ellos: no gastar más de lo que tenemos, los economistas lo llaman tener superávit fiscal, y vender más de lo que compramos, o superávit comercial. Ese es el acuerdo importante, de fondo que tiene que tener la Argentina. Si ellos quieren hacer eso, estamos para acompañar.

Hoy también conviven dos grupos en el Gobierno: los que creen en que se puede dar vuelta la elección y los que no. ¿Dónde se anota? ¿'Se puede' cuando el Indec acaba de anunciar que hoy tenemos más de 35% de pobreza y Macri s eencamina a terminar su mandato con casi 40% de pobres?

-En el 2017, la pobreza era 26% y en el 2018, era 34%. La pobreza es como el espejo de la inflación, de modo que si hacemos un plan de estabilización y cae brutalmente la inflación, va a caer brutalmente la pobreza. ¿Macri va a terminar con 30 y pico? Sí, es un desastre, pero a lo mejor en un año está de vuelta en 26% , que es lo que pasó entre 2016 y 2017. No es que la Argentina tenga pobreza estructural 35%, estamos en un pico inflacionario y en los picos la pobreza sube mucho.

Cobra una dimensión mayor ese índice porque el propio Macri pidió que se mida 'el éxito' de su gestión a través de él.

-Esto no es producto de la política de Macri, la política de Macri no era que se le corte el crédito en abril de 2018, esto es producto de que se cortó el crédito en 2018 y te agarró un tren de frente. El Presidente que está, cualquiera que sea, tiene que tomar decisiones para salir de ese desastre, no estaba en ningún plan económico que se iba a devaluar y el dólar iba a aumentar 100% en un año, y es lo que pasó. Eso es un desastre social y es lo que estamos tratando, lo estábamos dominando antes de la primaria, que la inflación mayorista fue de 0,1% y ahora fue 11.

Me va a decir que el desbarajuste que sobrevino a las primarias se circunscribe estrictamente a que ganó Alberto Fernández…

-No dije eso, dije que antes de la primaria la inflación fue 0,1 y ahora es 11,1%, esa es la realidad. Tenemos que construir, oficialismo y oposición, confianza para que eso vuelva para atrás. Lo que quiero decir es que eso es una catástrofe, tenemos que hacer que eso vuelva rápidamente para atrás y eso es posible.

En el área económica hubo algún sector de los asesores del Presidente que eran demasiado optimistas, y había otros que eran pesimistas. Y el Presidente optó por los optimistas que no vieron realizado su pronóstico, que era que la Argentina iba a crecer mucho y el crecimiento iba a tapar los problemas que tenía la economía.

No me contestó la pregunta anterior. ¿Se puede dar vuelta la elección?

-Objetivamente es posible, es difícil, pero es posible, porque ya se demostró en Mendoza que en la elección real voto muchísima más gente que en la primaria, el 83%. Cuando eso pasa, nuestro porcentaje aumenta y el de ellos disminuye. Y eso puede pasar, y también puede pasar que fiscalicemos mejor esta elección que la otra, porque cuando no hay nada en competencia se fiscaliza peor. Y entonces también puede ser que haya una mejora por ahí.

Las medidas para aliviar a la clase media, ¿cree que van a tener el efecto electoral buscado o se les pueden volver en contra? Porque Macri prácticamente renegó de esas políticas hasta que perdió las PASO.. convicción…

-No es verdad, porque nosotros estamos bajando las cargas sociales desde el primer día de gobierno, y bajamos el impuesto a las ganancias en 2016, lo seguimos bajando ahora a pesar de que lo frenó la Corte por la oposición del peronismo…

Digamos que a medidas como Ahora 12, Precios Cuidados, que venían de antes, no se les prestó demasiada atención. La eliminación del IVA también pudo haberla aplicado antes y no lo hizo.

-Precios Cuidados y Ahora 12 se están haciendo hace bastante, sabemos que no son soluciones de fondo, pero en una situación crítica es razonable. Y lo mismo nos pasa con el control de cambio, no nos gusta, pero en una situación chica, corta y dramática, no hay más remedio y lo hacemos porque es más importante cuidar a la gente que seguir un librito. El Presidente lo que está diciendo en estos días es lo que siempre hizo: como dice la ley Pyme, que votamos, la de emprendedores, que votamos, la del conocimiento, que votamos: bajar impuestos y cargas sociales para generar empleo. Es la política nuestra hace cuatro años y hemos votado cinco leyes en ese sentido. Hicimos lo que Macri dice que vamos a seguir haciendo, bajando impuestos y cargas sociales para que aumente el empleo. Argentina lo debe hacer, porque el kirchnerismo aumentó el gasto público del 23 del PIB al 40% del producto, casi el doble en una década, y eso es absolutamente impagable.

Lavagna dice que las medidas, como lo del IVA., que son las que él promovía, Macri las toma tarde y mal…

-Debería aplaudirlas. De hecho los alimentos básicos, a pesar de la suba de precios brutal que hubo en los últimos tiempos, se mantuvieron por la quita del IVA.

¿Le sorprendió el fallo de la Corte a favor de las provincias en el tema IVA y Ganancias?

-Con lo que resolvió la Corte por pedido del peronismo, no sé si eso se va a poder mantener, lo cual sería dramático para los que menos tienen. Son medidas de emergencia que el Presidente las puede tomar. Si no, el que tiene que bajar los impuestos es el Congreso. El Presidente hizo eso porque tenía la emergencia alimentaria que le permitía ocuparse del tema alimentario, por eso le sacó al IVA a los alimentos básicos, y es obligatorio que sea por tiempo limitado porque es lo que dice la Constitución. Lamentablemente los peronistas y la Corte lo buscan frenar. Me sorprendió el fallo porque lo que está en discusión es si el Presidente podía hacerlo o no, y si podía, podía. Y las provincias, cuando los impuestos bajan, cada uno tiene menos, el Estado nacional y las provincias. Y si suben, tienen más. La pregunta que la Corte no respondió es si el Presidente podía hacerlo o no. Y en realidad si lo respondió porque dijo ‘la baja de impuestos se mantiene’, pero ‘lo paga todo el Presidente’. Eso no lo puede hacer la Corte, lo que tiene que decir es si es legal o ilegal, no puede ser las dos cosas.

¿Tuvieron una intencionalidad política los jueces al fallar así en medio de la campaña?

-No, no digo nada, creo que es un error jurídico, y no está en discusión un tema de coparticipación, siempre el Estado nacional y las provincias reciben lo que les corresponde por ley, no se modifica, lo que está en discusión es si los impuestos tienen que ser más altos o más bajos, y hay que ver si el Presidente tenía la facultad para bajarlos o no. Me parece un error de interpretación de la Corte.

¿Cómo se resuelve ahora este tema?

-No sé si se resuelve. Alberto Fernández estuvo en contra, los gobernadores estuvieron en contra de la baja de impuestos y la Corte, aparentemente también, no sé si se va a poder resolver. El Presidente hace lo posible para ayudar a los que menos tienen, pero no sé si lo va a lograr, si se oponen todos los demás...

¿Participó de las marchas del 'Sí, se puede' que buscan llegar al ballottage?

-Sí, estuve en la de la ciudad de Buenos Aires, entre la gente, no en el palco. Yo veo que una parte de la gente dice que se puede dar vuelta la elección, que tenemos que hacer todo lo que podamos para darlo vuelta y por eso el Presidente dice todo el tiempo ‘no los vamos a abandonar’. Y otra gente lo que tiene es angustia, empieza a hablar y se pone a llorar, hay angustia por el futuro, pero diría que hay entusiasmo y lo que más diría es que hay una convicción de que estamos defendiendo valores importantes, que no es que sean importantes para nosotros, son importantes para Argentina y que por eso tenemos que hacer lo posible, eso percibo.

¿Haber convocado a Pichetto como vice fue un error? ¿Sirvió para algo?

-Creo que fue un acierto por lo que hablábamos al principio, que Argentina necesita acuerdos políticos, la Argentina seria y responsable necesita acuerdos de los dos partidos, básicamente para no gastar más de lo que tenemos, y vender más de lo que compramos, porque eso le va a dar estabilidad y progreso al país. Y ofrecerle la candidatura al jefe de la oposición es lo que tenemos que hacer. No sabemos si aportó o no (votos), cómo habría sido sin eso. A veces uno hace lo que tiene que hacer, y creo que fue un movimiento del Presidente para mostrar que el futuro va a ser distinto al pasado.

¿Le faltó generosidad a Macri con Vidal al impedir que desdoble la elección en la Provincia?

-Creo que son decisiones de una fuerza política, no de una persona, no es que Macri la tenía que dejar como si fuera un chico. Buenos Aires es el primer estado federal de la Argentina.

Pero el entorno de Vidal lo planteó, advirtió que podían perderla y recibió un no como respuesta…

-Mucha gente puede plantear muchas cosas, las decisiones son en primer lugar de una fuerza política y en segundo lugar, institucionales. Internamente, desde nuestro sector, es una discusión política, si teníamos que ir a la batalla todos juntos o separados. Y decidimos ir todos juntos. Creo que nosotros representamos a una parte muy importante del sistema político y de la sociedad argentina y lo vamos a mostrar en la elección y tenemos algunos de los dirigentes políticos más importantes de la Argentina, empezando por los que comandan el 50% del electorado de la Argentina, que son Vidal y Rodríguez Larreta.

¿Cómo imagina a Macri después del 10 de diciembre si no reelige? Jefe de la oposición, fuera de la política, hay mucha especulación.

-Me lo imagino siempre ayudando a su país, no me cabe la menor duda, de donde le toque.

¿Coincide con los que piensan que la renovación del PRO está en Rodríguez Larreta y en Vidal?

-Rodriguez Larreta y Vidal son dos de los más extraordinarios dirigentes políticos que creó el Presidente. Macri es muy generoso con su gente, no es de los que le pisa la cabeza a otros para que no le hagan sombra, es un tipo que impulsa nuevos liderazgos y Horacio y María Eugenia son ejemplo de eso. Siempre hemos tomado las decisiones conversando, dialogando, en conjunto, asi que supongo seguirá siendo así.

Y a Cristina como vicepresidenta, ¿cómo la imagina?

-No la veo como vicepresidenta, lo veo a Pichetto (risas)

¿Cree que se va a correr o vuelve recargada, tratando de imponer, por ejemplo, esignaciones de ministros y demás ante Fernández?

-A pesar de que no me corresponde opinar de otros partidos, yo creo que la expresidenta actuó con generosidad dentro de su espacio, asi que supongo que el rol que ella va a tener va a ser institucional, como vicepresidenta. Igual, no me interpretes mal en un tema: ¿qué va a resultar de la pelea entre el peronismo y el kirchnerismo? No tengo la menor idea, me parece que hay diferencias muy graves ahí, no me da un enorme placer ese tipo de diferencias dentro de un mismo espacio político, pero creo que la expresidenta, si le toca, va a ejercer el rol institucional que le toca.

 

Tags relacionados