LA C MARA CIVIL Y COMERCIAL FALLÓ A FAVOR DEL MULTIMEDIO, EN MEDIO DE UN CONFLICTO DE PODERES

Extienden la cautelar que ampara al Grupo Clarín y el Gobierno recurre a la Corte por el per saltum

El tribunal prorrogó la medida en medio de una crisis institucional. Los jueces de todo el país exigieron respeto a su independencia luego de que Alak recusara a todos los camaristas

En los instantes finales de la cuenta regresiva hacia el promocionado 7D, el Gobierno recibió un golpe difícil de digerir en la Justicia, luego de que la Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal avalara una presentación del Grupo Clarín y resolviera extender la medida cautelar que lo autoriza a no presentar su plan de adecuación a la Ley de Medios hasta que se dicte una sentencia definitiva sobre la causa de fondo, relativa a la inconstitucionalidad de los artículos 41 y 161, referidos a la desinversión. Hoy mismo, el Ejecutivo recurrirá a la Corte Suprema a través del recurso del per saltum, que aprobó el Congreso en octubre y que prevé la participación del Tribunal en casos de extrema gravedad institucional.
Después del mediodía comenzaron a tomar fuerza en el ámbito judicial las versiones sobre un fallo adverso para el Gobierno en el seno de la Cámara. Y minuto a minuto, mientras la Ciudad y buena parte del Conurbano padecían la inclemencia de la tormenta, los protagonistas de esta mediática pelea empezaban a confirmar la resonante novedad y a trazar nuevas estrategias. Hay un fallo, tenemos entendido que es favorable, pero no sabemos qué dice exactamente, le confesaban a El Cronista fuentes cercanas al multimedio, mientras allegados a la Casa Rosada confirmaban el duro revés judicial que estaba a punto de afrontar el Gobierno.
La noticia se oficializó poco después de las 18, cuando el Centro de Información Judicial colgó en su página web la resolución firmada por los jueces Francisco de las Carreras y María Susana Najurieta, en la que se resuelve prorrogar la vigencia de la medida cautelar hasta que se dicte una sentencia definitiva sobre la causa.
Si bien en un principio trascendió que la nueva cautelar sería por 180 días, el fallo pone énfasis en que la medida regirá hasta que sea definitiva la sentencia. Es en esa letra chica donde se generaron las principales discrepancias sobre el impacto de la resolución. Una sentencia definitiva significa el final de la causa, no el fallo de primera instancia, que es apelable ante la Cámara, revelaron abogados especializados en derecho procesal. Ese punto resultó determinante para que Clarín tomara la resolución como un triunfo, ya que le quita protagonismo al juez Horacio Alfonso, subrogante del Juzgado de primera instancia, el Número 1, que tramita la causa y que en el Grupo creen que fallará en su contra. De ser así, Clarín apelará ante la Cámara.
En el fallo también se advirtió al Gobierno que podría incurrir en desobediencia si desinvierte de oficio, tal como pretendía la Afsca que preside Martín Sabbatella, quien ayer, poco después de la noticia,
calificó el fallo de vergüenza.
A ese fallo la Cámara adjuntó además su rechazo in limine a la serie de recusaciones que el Gobierno realizó ayer en contra de sus integrantes al considerar que es el mismo planteo que había hecho la Jefatura de Gabinete y que había sido denegado en esta misma semana. Uno de los camaristas de la Sala I que firmó el fallo fue Francisco de las Carreras, habilitado el martes por la noche para actuar, luego de que el Gobierno lo acusara de haber viajado a Miami por una invitación de Clarín.
El día previo al frustrado 7D había comenzado complicado para el Gobierno por un comunicado emitido desde la Comisión Nacional por la Independencia Judicial y en el que se solicitaba al Poder Ejecutivo que evite el uso de mecanismos directos o indirectos de presión sobre los jueces que afecten su independencia. El mensaje fue leído como un reto de la Corte Suprema, ya que la Comisión la coordinan las ministras del Alto Tribunal Elena Highton de Nolasco y Carmen Argibay.
Según fuentes del sector, referentes kirchneristas en el plano judicial imaginaban de antemano que la Cámara les iba a fallar en contra. De allí que se comenzaran a trazar nuevas estrategias para combatir el revés, que apuntan directamente a la Corte y que tienen como estrella principal al recurso de per saltum que aprobó el Congreso el mes pasado, que promulgó el Ejecutivo esta semana y que prevé la intervención del Tribunal en causas de extrema gravedad institucional. El ministro de Justicia Julio Alak confirmó anoche que el Gobierno usará ese as de espadas, que se reservó por más de un mes y que mostrará hoy, el 7D, día que en el kirchnerismo vislumbraban como de festejo y que pasó a ser escenario posterior a una inesperada derrota K.

Temas relacionados
Más noticias de Clarín

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés