Explotó el "Ahora 12": las ventas ya llegaron a $ 30.000 M y repunta el consumo

La baja de tasas del 45% al 20% dinamizó el consumo, a lo que se agregó la generalización del programa a todos los días y la ampliación de sectores alcanzados.

La baja de tasas de 45% a 20% en el programa Ahora 12 resultó en un importante motor del consumo en la previa de las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO).

Según detalló este mediodía una fuente oficial, las ventas de los comercios adheridos llegaron en julio a $ 30.000 millones, un monto que cuadruplicó los $ 7000 millones negociados en mayo, previo a la disminución de las tasas de interés.

El programa Ahora 12 funcionaba hasta mayo con una tasa nominal de 45%, una tasa efectiva anual de 38,15% y un costo financiero total de 49,33%.

La reducción de 25 puntos porcentuales en la tasa nominal representó un desahogo para comerciantes y consumidores, que se volcaron a la compra en cuotas.

De acuerdo a lo que dijo el Gobierno, los $ 30.000 millones comercializados en julio ya significan el 40% del total de las ventas con tarjeta de crédito.

De cara a las elecciones PASO del domingo 11 de agosto (en apenas 9 días) y las generales del 27 de octubre, el consumo empieza a reaccionar a las medidas del Gobierno, lo que ayuda a un clima económico apenas más favorable al oficialismo.

Junto con la estabilidad del dólar, más allá de los movimientos de las últimas semanas, sería una de las razones del acercamiento en las encuestas del presidente Mauricio Macri al precandidato opositor Alberto Fernández.

El impacto de la baja de tasas de interés del Ahora 12 fue fuerte en junio y tuvo un mayor impacto aún en julio, ya que el Gobierno también había dispuesto generalizar el programa para que todos los días se pudieran hacer compras en cuotas.

En adelante, con la ampliación del programa de cuotas a las operaciones de línea blanca, turismo y accesorios y repuestos para automotores, el Gobierno espera que las ventas sigan creciendo.

 

Subsidios a autos y motos

En la búsqueda de conquistar el voto de la clase media, el Gobierno había decidido subsidiar la compra de automóviles y motos.

Los cálculos oficiales muestran que, gracias al subsidio para autos 0 kilómetro, el Estado pudo recaudar $ 1200 millones extra, contra un costo fiscal de $ 1000 millones.

El subsidio para la adquisición de autos 0 km significó entonces una recaudación mayor en $ 200 millones, un monto que colabora con el objetivo del déficit primario 0 para 2019.

Al margen, también dinamizó la industria automotriz, una de las más golpeadas por la crisis que se desató el año pasado.

La Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara)  había informado este miércoles que el patentamiento de autos 0 km alcanzados por el plan oficial aumentó en julio un 40,8% con respecto a junio.

De todas formas, los números del sector siguen siendo magros, con una caída interanual de 26,4% en el patentamiento de todos los autos 0 km.

Asimismo, las motos patentadas durante julio fueron 30.538, con una suba intermensual de 44,2% en comparación con las 21.171 unidades del mes previo.

Tags relacionados

Más de Economía y Política