Exabrupto de Aguad: minimizó el levantamiento carapintada y luego se retractó

El ministro de Defensa valoró la presencia del veterano de guerra Aldo Rico en el desfile del Día de la Independencia y le restó trascendencia a las asonadas militares contra el gobierno de Alfonsín. Horas más tarde anunció su "repudio histórico" al copamiento de 1987.

El ministro de Defensa, Oscar Aguad, provocó polémica adentro y afuera del Gobierno nacional al afirmar este miércoles que el levantamiento carapintada  fue "un acontecimiento chiquito" que "no puso en jaque la democracia", al defender la presencia del veterano de guerra de Malvinas Aldo Rico en el desfile militar ocurrido el 9 de julio en el barrio porteño de Palermo.s 

El funcionario cordobés adujo que Rico, ex intendente de San Miguel y cabecilla en las asonadas castrenses contra el gobierno de Raúl Alfonsin,  "tiene derecho a desfilar como veterano de Malvinas", y añadió que "lo de Aldo Rico y los carapintadas es historia vieja".

"Fue un movimiento como consecuencia de algo que venía de antes, pero que la democracia superó y no dejó que evolucionara; yo no le daría tanta trascendencia", aseguró el funcionario nacional en declaraciones a la radio Metro.

Horas más tarde, el radical debió desdecirse y, mediante un comunicado oficial. afirmó su "repudio histórico al levantamiento carapintada ocurrido en 1987 en Campo de Mayo", a la vez que rechazó "cualquier alteración del orden democrático o comportamiento que atente contra la institucionalidad".

Aguad precisó en el escueto comunicado emanado desde el Edificio Libertador que sus dichos sobre ese hecho "fueron mal interpretados", y destacó la tarea de Alfonsín por llevar adelante "un enorme trabajo para conservar el orden institucional".

Aldo Rico, a su paso por el desfile militar.
Tags relacionados