Estatales continúan con la discusión frenada y amenazan con conflictos

A contramano de la dinámica instalada en el sector privado formal, donde evoluciona la negociación colectiva hacia la determinación de aumentos salariales en línea con la inflación prevista, el escenario en el sector público se anticipa muy diferente porque por ahora se impone la decisión de las autoridades de destinar los recursos del Estado al financiamiento de los programas de asistencia en medio de la pandemia y esa situación alimenta el malestar de los gremios de la actividad y la amenaza de protestas.

"Por ahora la negociación está congelada y no se va a reactivar en el corto plazo", indicaron fuentes oficiales ante la consulta de El Cronista. El mismo mensaje transmitió días atrás el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, a los responsables de los gremios que representan a los trabajadores de la administración pública nacional.

"Estamos reclamándole al Gobierno una solución para los salarios del sector", apuntó recientemente Andrés Rodríguez, el titular de UPCN, el gremio más representativo de la administración pública nacional. También se escucharon fuertes quejas de Hugo Godoy, referente de ATE, el otro sindicato sectorial, quien recordó que este año los estatales solo recibieron el aumento de $ 4000 dispuesto por el Ejecutivo nacional para la totalidad de los trabajadores a la par que debieron resignarse al cobro en cuotas del medio aguinaldo de junio.

Con ese telón de fondo, la posibilidad de conflictos parece cada vez más próxima. "Más temprano que tarde el sector público puede ser una fuente de conflicto ligado a la necesidad de recomponer, o al menos mantener, el poder adquisitivo de los salarios", alertó Luis Campos de la CTA al respecto.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios