Escrutinio final: Alberto logró el 47% y se encamina a ganar en primera vuelta

La Justicia Electoral dio a conocer los resultados del recuento final. Sin computar los votos en blanco, trepa hasta 49,5%. De repetirse los resultados en octubre la fórmula del Frente de Todos se consagraría ganadora.

La Cámara Nacional Electoral publicó esta tarde los resultados finales del escrutinio de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) celebradas el pasado 11 de agosto, el único con validez legal. La fórmula del Frente de Todos, Alberto Fernández – Cristina Kirchner, obtuvo el 47,78% de los votos contra el 31,79% de la de Juntos por el Cambio, Mauricio Macri – Miguel Ángel Pichetto.

El porcentaje surge del recuento de los votos válidos (la suma de los afirmativos y los blancos), los considerados en las PASO para determinar el piso de 1,5% necesario para que una fuerza quede habilitada a participar en las generales.

Para calcular el resultado de los comicios generales de octubre se tendrán en cuenta los votos afirmativos (se excluyen del recuento los blancos y solo se tienen en cuenta los votos a favor de una candidatura). Según la legislación nacional una fórmula presidencial necesita el 45% de los votos o el 40% y diez puntos de diferencia sobre su rival inmediato para consagrase ganadora en primera vuelta.

Si se tienen en cuenta los votos afirmativos, Fernández obtuvo en las PASO el 49,49% contra el 32,93% de Macri lo que dejaría al oficialismo sin la posibilidad de segunda vuelta.

Un recuento cuestionado

El escrutinio provisorio de las elecciones de 2019 había levantado polvareda desde los primeros meses del año cuando se conoció que el Correo Argentino, dependencia estatal que realiza el provisorio, había decidido que por primera vez, para reducir el déficit de sus cuentas, llamaría a una licitación para contratar a la empresa que lo haría.

A principio de mayo se conoció que Smartmatic, fundada en Estados Unidos con actual sede en el Reino Unido, había ganado la compulsa. La oposición la cuestionó de inmediato y días antes de las PASO el Frente de Todos acudió a la Justicia para que se la aparte por la "mala reputación" ganada en elecciones de otros países.

Por falta de tiempo la jueza con competencia electoral María Servini evitó expedirse sobre la acción de amparo y dispuso veedores judiciales para supervisar el conteo provisorio. Los enviados judiciales concluyeron que el sistema de Smartmatic "funcionó de forma defectuosa".

En el escrutinio provisorio, que se realiza a modo de servicio a la población, el Frente de Todos se había quedado con el 47,65%, mientras que Juntos por el Cambio con el 32,08%. La diferencia con el definitivo concluyó que hubo menos de 1% de diferencia entre ambos. La misma cifra habían arrojado los últimos escrutinios en los que había participado la española Indra, la empresa que el Estado contrató de forma directa desde los comicios de 1997.

Tags relacionados