Energía: confirman nombres para el sector eléctrico

Osvaldo Arrúa irá a la Subsecretaría de Energía Eléctrica y Esteban Kiper será gerente general de CAMMESA. Los nuevos secretarios jurarían el viernes 13.

El nuevo secretario de Energía, Sergio Lanziani, asumiría formalmente su cargo el próximo viernes 13, al igual que otros secretarios y subsecretarios. Su cartera quedará bajo la órbita de Desarrollo Productivo, que manejará Matías Kulfas, un albertista de la primera hora.

Lanziani llegó ayer de Misiones, la provincia en donde hasta hoy fue ministro de Energía, y se reunió con Santiago Cafiero, flamante jefe de Gabinete.

Incluso, el ingeniero nuclear modificó su foto de perfil de WhatsApp por una imagen junto al presidente recién asumido, Alberto Fernández.

Pero antes de desembarcar mañana en las oficinas del Palacio de Hacienda, Lanziani ya tiene nombres confirmados para el área de electricidad.

Se tratan del misionero Osvaldo Arrúa, que irá a la Subsecretaría de Energía Eléctrica ly del economista Esteban Kiper, que será nombrado este jueves como gerente general de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA), según adelantó el portal Energía Estratégica.

Arrúa viene de representar a su provincia en el Comité de Administración del Fondo Fiduciario para el Transporte Eléctrico Federal (CAF), dependendiente del Consejo Federal de Energía Eléctrica (CFEE), mientras que Kiper ya fue vicepresidente de Cammesa entre 2014 y 2015 y se reunirá esta semana con el actual gerente general de Cammesa, José María Vázquez. 

Para el resto de los cargos aún hay incertidumbre. Fuentes que siguen de cerca el sector señalaron que Víctor Bronstein, director e investigador titular del Centro de Estudios de Energía, Política y Sociedad (CEEPYS) podría ir a la Subsecretaría de Hidrocarburos.

Para los organismos reguladores también hay dudas. Los mandatos de Andrés Chambouleyron en el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) y el de Mauricio Roitman en el Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS) deberían continuar, pero el nuevo Gobierno podría llegar a pedirles la renuncia, por ser funcionarios designados por concurso público en 2017, en pleno auge del macrismo, e intervenir ambos organismos.

Tags relacionados