En plena crisis por la papelera Botnia, la Presidenta y Mujica se vieron en Bolivia

La presidenta Cristina Fernández y su par de Uruguay José Mújica se cruzaron ayer en la Cumbre del G-77+China, que se realizó en Bolivia, en medio de la nueva crisis entre ambos países. La relación se tensó luego de que el país vecino autorizara la ampliación de la producción de la planta de celulosa de UPM (ex Botnia) y el canciller Héctor Timerman anunciara por carta que recurrirá al Tribunal internacional de La Haya.
La nueva polémica bilateral impactó en la Cumbre, a tal punto que ni bien arribó el Tango 01 al Aeropuerto de Viru Viru, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, los periodistas le preguntaron si hablaría con su par uruguayo, con quien compartió la foto oficial. Cristina Fernández respondió: Con Mujica siempre hablo.
Los presidentes se encontraron un día después de la respuesta uruguaya a la carta de Timerman. Las autoridades de ese país consideraron desproporcionada la decisión de Argentina de ir a La Haya por este conflicto, y señalaron también por carta que Uruguay está dispuesta a negociar pero no a resignar la decisión de cuánto deben producir sus plantas.
Timerman también participó de la cumbre en Bolivia. En relación a Botnia, aseguró que ese tema no se analizará en esta reunión. Es una cuestión bilateral y no se tratará aquí, señaló.
El viernes, Timerman comunicó a su par de Uruguay, Luis Almagro, que el gobierno argentino procederá a reevaluar todas las políticas de relacionamiento bilateral con el Uruguay.

Temas relacionados

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés