En mayo se registró un superávit primario de $ 25.974 millones

Implica una mejora de $ 33.792 millones en relación al déficit  del mismo mes de 2018. Nueva suba de ingresos muy por encima de los gastos. Los subsidios tuvieron el menor crecimiento del año: 10%.

El Sector Público Nacional tuvo en mayo un superávit primario de $ 25.974 millones, lo que implica una mejora de $ 33.792 millones en relación al déficit de $ 7818 millones registrado en el mismo mes de 2018.

Los recursos totales crecieron 53% en términos interanuales, 17 puntos porcentuales  por encima del incremento que mostraron los gastos primarios (35,5%). 

Así, destacaron desde el Ministerio de Hacienda, mayo se convirtió en el vigésimo tercer mes consecutivo en el que los ingresos totales (excluyendo recursos extraordinarios) suben por encima de los gastos primarios.

El diferencial de crecimiento entre ambos ascendió a 10 puntos porcentuales en los primeros cinco meses del año.

Por su parte, el déficit financiero (que incluye el pago de los intereses de la deuda pública) fue de $ 38.634 millones registrando en relación a mayo de 2018, un aumento de 41% interanual, y una reducción en términos reales de 10,2%.

 

Recursos en ascenso

Los ingresos totales del mes fueron $ 320.348 millones, y crecieron 12 puntos porcentuales por encima de la dinámica mostrada en el primer cuatrimestre del año.

Entre ellos, se destacaron los recursos tributarios (netos de la deducción por coparticipación a las provincias) que alcanzaron $ 296.861 millones y mostraron un crecimiento de 55,2%.

Sobresalieron los Derechos de Exportación (351,4%); el Impuesto a las Ganancias (52,7%), el Impuesto al Valor Agregado (52,2%), el Impuesto a los créditos y débitos (50,6%) y los aportes y contribuciones a la seguridad social (32,7%). El resto de los recursos del Sector Público no Financiero mostró en abril un incremento de 29,2% interanual.

Los gastos primarios alcanzaron $ 294.374 millones, al crecer 35,5% en términos nominales y reduciéndose 13,8% i.a. en términos reales

El gasto de capital alcanzó $ 19.725 millones, y sobresalieron los incrementos en la finalidad Transporte (99,9%), Vivienda (53%) y Agua Potable y Alcantarillado (26,6%), en el resto de las finalidades se observaron disminuciones en términos anuales. Prácticamente la quinta parte del gasto de capital de mayo fue pagada con financiamiento externo.

Por su parte, las prestaciones sociales aumentaron 38,4%. Entre ellas se destacaron las jubilaciones y pensiones contributivas, que aumentaron 38%, y las pensiones no contributivas y asignaciones familiares, que en conjunto crecieron 35,7%.

En mayo el crecimiento observado en la asignación universal por hijo (71%.), debido al adelanto del alza anual de 46% otorgado en marzo. Por otra parte, el resto de las prestaciones sociales, incluyendo las brindadas por el PAMI, aumentaron 31,5%.

Las transferencias corrientes a las provincias aumentaron 124,5% anual, donde se aumentaron las destinadas a Desarrollo Social (568,0%.), Seguridad Social (153,5%) y Educación (+95,1%).

Las transferencias a universidades aumentaron 37,5%, mientras  el gasto operativo aumentó 39,3% i.a., producto de un incremento en el gasto en personal de 37,9% y un incremento en bienes y servicios de 43,6%. Entre estos últimos sobresalieron los gastos destinados a la compra de vacunas a través del programa “Prevención y Control de Enfermedades Inmunoprevenibles de la Salud (Sec. Gobierno de Salud) que aumentaron 233%.

También las partidas relacionadas con el programa de políticas alimentarias del Ministerio de Salud y Desarrollo Social, que registró una variación interanual de 369%. Excluyendo estos dos conceptos, el gasto en bienes y servicios creció 19%.

Los subsidios económicos aumentaron 10%, el menor crecimiento del año y desacelerándose en relación al crecimiento exhibido en el primer cuatrimestre (alza de 71,3%). Los subsidios energético aumentaron 22,5% interanual, mientras los destinados al transporte cayeron 11,8%.

Más intereses

El pago de intereses se incrementó un 231% en mayo, debido principalmente a dos factores: en primer lugar, por el impacto de la suba registrada en el tipo de cambio (+90%) en los intereses denominados en moneda extranjera (aproximadamente 70% del total este mes).

En segundo lugar, por los cambios ocurridos en el perfil de los servicios de deuda (en mayo se erogaron servicios por $ 15.500 Millones por Bonos del Tesoro Nacional a Tasa Fija con vencimiento en 2020 y $ 12.000 Millones por los desembolsos del FMI , que no estaban en igual mes de 2018).

Estos dos factores hacen prever que en los próximos meses se desacelerará el crecimiento en los intereses, al tiempo que en la previsión para el total de 2019 los mismos mantendrán la misma relación con el PBI que establece el Presupuesto Nacional (3,2%). También que de esos intereses 0,6% del PBI son abonados al Banco Central y Banco de la Nación Argentina.

En los primeros cinco meses del año el sector público nacional no financiero mostró un superávit primario de $ 36.819 millones (0,2% PBI), mejorando en 0,5 p.p. respecto del mismo período de 2018.

Esa mejora se produjo a partir de que los ingresos crecieron 10 p.p. más que los gastos primarios (43,4% i.a. vs. 32,9%). Por su parte, el resultado financiero fue de - $ 219.489 (-1,0% PBI), creciendo 35,2% en términos nominales pero cayendo 12% en términos reales y en 0,1 p.p. del PBI.

Tags relacionados
Noticias del día