En los pasillos oficiales califican de "una macana" la decisión de devaluar en China

"Pero por lo menos esta clara la fuente de los problemas y dentro de todo no nos diferenciamos", agregaron fuentes oficiales.  La depreciación del peso argentino de ayer, de 1,77%, fue superada sólo por el real brasileño y por el peso colombiano, que perdieron frente al dólar 1,9% y el 2,1%, respectivamente.

El cisne negro, o amarillo si se quiere, apareció: a seis días de las PASO China jugó su carta en la guerra comercial con Estados Unidos y decidió un movimiento con la que espera ganar competitividad a través del tipo de cambio. En la Argentina, en los pasillos oficiales cuentan los días y tachan, casi como los presos, cada una de las jornadas que faltan hasta llegar al domingo próximo, primer gran test electoral para definir quién ocupará el sillón presidencial desde el 10 de diciembre.

No ocultaron ayer el nerviosismo que se originó en la noticia conocida el domingo a la noche, cuando el gigante asiático buscó sentar posición en la disputa con Estados Unidos, lo que repercutió en las monedas emergentes. Ayer el dólar se fortaleció y, en Argentina, terminó en $ 46,69, en el mercado minorista.

Fue el peor día en el mercado desde el 29 de abril, día que el Banco Central anunció, con la venia del Fondo Monetario Internacional, que podía intervenir en el mercado de cambios para frenar una suba abrupta del dólar, en caso de querer hacerlo, sin la necesidad de que llegue a la extinta zona de no intervención. En concreto, el dólar subió 1,8% ayer en Buenos Aires, y la entidad monetaria decidió no vender en el mercado de contado, aunque los analistas estiman que hubo operaciones en el futuros. No obstante, para fin de año se operó a casi $ 56 en el Rofex.

"Una macana", calificó un alto funcionario ante la pregunta de El Cronista de cómo tomaban el impacto local de la decisión china, aunque buscó resaltar lo que consideró un consuelo: "Pero por lo menos esta clara la fuente de los problemas y dentro de todo no nos diferenciamos".

En esos aspectos, sí, es cierto que el origen es externo, pero se da en un mercado que espera atento las definiciones electorales del próximo domingo.

El otro punto, cuando se mira la depreciación del peso argentino de ayer, de 1,77%, fue superada sólo por el real brasileño y por el peso colombiano, que perdieron frente al dólar 1,9% y el 2,1%, respectivamente. En cambio, otras monedas como el peso mexicano, el chileno o la lira turca tuvieron una mejor performance, con pérdida de 1,56%; 1,05% y 0,5%, respectivamente (Ver notas en FyM).

El impacto por ahora fue acotado, pero faltan cuatro jornadas más hasta las PASO. Los analistas, no obstante, no ponen el punto final ahí: es que el resultado, según cuál sea, puede marcar una nueva dolarización de las carteras, sostienen.

Desde China, la novedad que puso aún más tensión a la cotización del billete en Argentina fue la decisión de China de devaluar el yuan, en respuesta a la decisión de los Estados Unidos de aplicarle aranceles del 10%.

Tags relacionados
Noticias del día