En la época K, De Vido se llevo un tercio de la suba de la presión fiscal

Un informe de Idesa estimó que la tercera parte del incremento del 6% que experimentó el peso de la recaudación en relación al PBI durante la gestión anterior fue a las arcas del hoy extinto Ministerio de Planificación de forma "discrecional".

Durante la década kirchnerista el Ministerio de Planificación Federal que encabezaba Julio De Vido recibió un tercio del seis por ciento con respecto al PBI que subió la presión fiscal, según consignó un estudio del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa).

Asimismo, el informe señaló que la recaudación de impuestos en 2004 alcanzaba un caudal del 20,3% del PBI y que en 2015 llegó a 26,3%.

"El vertiginoso aumento en la presión tributaria concentrado en el nivel nacional favoreció la discrecionalidad", señaló el informe.

Sobre la base de datos del Ministerio de Hacienda, la hoy extinta cartera de Planificación captó 2,1 puntos de ese incremento (un 35%), mientras que 1,5´puntos (un 25%) se distribuyeron entre las provincias y lo restante se destinó a las demás dependencias del Estado.

"Aparece un factor causal de corrupción que trasciende la honestidad de un funcionario. La oportunidad para el mal manejo de fondos públicos nace de un exagerado aumento de impuestos, centralizados en el nivel nacional y asignados a un Ministerio donde prevaleció la discrecionalidad, la debilidad de los mecanismos de control y una gran carencia de transparencia", afirmó la entidad.

Desde el informe, Idesa consideró necesaria una reforma del sistema impositivo y de los mecanismos de distribución de los fondos de coparticipación federal para "evitar la discrecionalidad y la corrupción".

Tags relacionados