El déficit primario se achicó un 35% pero el financiero casi se duplicó

Pese a las subas de tarifas, en julio los subsidios crecieron un 17,9% interanual frente a igual mes de 2017. No obstante, el déficit primario (antes del pago de intereses de la deuda) fue de $ 14.280 millones, un 35,4% menos que en julio del año pasado. “Este resultado es consecuencia de que los recursos totales crecieron 7 puntos porcentuales por encima del gasto primario. Por décimo tercer mes consecutivo, los recursos totales -excluyendo extraordinarios- crecieron por encima de los gastos primarios , destacaron desde el Ministerio a cargo de Nicolás Dujovne.

Dentro de los subsidios, los destinados al transporte se incrementaron 2,5% interanual mientras que los energéticos crecieron 38,4% “debido al impacto del tipo de cambio y las menores temperaturas en relación al invierno pasado , justificaron desde Hacienda.

Por su parte el déficit financiero, que incluye el pago de intereses, se incrementó un 90,6% y llegó a $ 62.380 millones en julio. El pago de intereses más que se cuatriplicó cuando alcanzó los $ 48.100 millones en julio (una suba de 352%) como consecuencia, “por un lado, de haber pagado en julio -dado que fue inhábil el 30 de junio- la suma de $ 22.800 millones de intereses que el año pasado se habían abonado en junio y, por el otro, al pago de $ 7800 millones correspondientes al primer cupón de intereses de la colocación de deuda realizada en enero de este año , detallaron en un comunicado.

Los gastos primarios se incrementaron a un ritmo menor a los ingrsos, un 19,1%, y alcanzaron $ 246.899 millones, cifra que implica una caída de 9,2% en términos reales (es decir, teniendo en cuenta la inflación).

Los gastos de capital de julio fueron de $ 16.786 millones, mostrando una reducción de 19,2% interanual y un incremento de 20% en relación al promedio mensual del primer semestre de 2018. Las transferencias corrientes presupuestarias a provincias tuvieron un incremento de sólo 0,5% frente a julio de 2017. El gasto operativo creció 16,7% y estuvo repartido entre el gasto en personal, que se incrementó 18,2% y los bienes y servicios, que aumentaron 11,1%. Las prestaciones sociales crecieron 27,4% interanual, 8 puntos porcentuales por encima del nivel general, producto del ajuste automático de las principales prestaciones (jubilaciones, pensiones y asignaciones).

Los ingresos totales crecieron un 25,6% interanual y alcanzaron los $ 232.619 millones. “Se destacan los recursos tributarios que sumaron $ 205.572 millones (18,2% interanual), liderados por el IVA (39%), Créditos y Débitos (50%) y Derechos de Importación (72,9%) , sostuvieron desde Hacienda.

Los aportes y contribuciones a la Seguridad Social (18,8%) tuvieron un menor crecimiento en relación a los meses previos, debido al impacto de la reforma tributaria sancionada a fines de 2017 que reduce el importe de las contribuciones patronales. Otros ingresos tuvieron un crecimiento de 140% interanual que obedeció a mayores rentas de la propiedad del Tesoro obtenidas por la prefinanciación del programa financiero de 2018, mayores colocaciones del FGS (por ejemplo, préstamos a provincias y programa Argenta) e ingresos de capital por ventas de terrenos y otros activos físicos.

Acumulado en 7 meses

En los siete meses del año el déficit primario fue de $ 120.104 millones, un 27,8% menor que igual período de 2017. En términos del PBI, el déficit primario acumulado a julio fue de 0,9%, esto es una reducción de 0,7 punto porcentual respecto a igual período de 2017, detallaron desde Hacienda.

“Esta reducción fue producto de un diferencial de 7 puntos porcentuales entre el crecimiento de los recursos (que totalizaron $ 1.427.619 millones) y los gastos primarios (que se ubicaron en $ 1.547.723 millones), que se amplía a 10 puntos porcentuales si se excluye el efecto de los recursos extraordinarios (sinceramiento fiscal en 2017 y utilidades del Banco Nación en 2018). A su vez, el déficit financiero (2,4% del PBI) cayó 0,4 p.p. respecto al mismo período del año pasado , agregaron.

La meta fiscal acordada con el Fondo Monetario Internacional para este año es de una reducción a 2,7% del PBI del déficit primario. Para el próximo, el ajuste implicará llevarlo a 1,3% del producto.

Tags relacionados