En diciembre los precios habrían subido 4% y en 2020 la inflación superó las previsiones del Gobierno

Los alimentos y bebidas impulsan el aumento y hay consenso entre economistas respecto a que será el principal desafío económico de 2021 por la inercia y la falta de un plan inflacionario.

El Gobierno no habría podido cumplir con la meta de inflación que se había impuesto para 2020, que según sus cálculos sería de 32%. De acuerdo con las estimaciones de consultoras privadas, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de diciembre estará en la zona del 4%, por lo que la inflación anual rondaría un 36%.

De esta forma el año que terminó tendrá una inflación casi 20 puntos porcentuales por debajo de la de 2019 (53,8%), pero con un escenario completamente distinto. La actividad económica se desplomó casi un 11%, con tarifas congeladas, precios de alimentos controlados con medidas como Precios Máximos y paritarias que de a poco comienzan a reactivarse.

Además, la aceleración en la inflación mayorista, que marcó un aumento del 4,2% durante noviembre, “aún no se trasladó al segmento minorista , explicó Milagros Suardi, economista de la consultora Eco Go a El Cronista.

Para Guido Lorenzo, director de LCG y docente de la UBA, “según nuestra proyección, la inflación de diciembre puede cerrar incluso por encima del 4% y agregó que “preocupa empezar un 2021 con esta inercia y sin plan anti inflacionario. La inflación será el gran desafío del próximo año .

El anticipo de los economistas con sus relevamientos se encuentra en línea con lo que prevé el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que elabora el Banco Central en base a encuestas. Para el BCRA la inflación de diciembre será de 4% y la tendencia ascendente durará hasta enero de 2021, con una proyección de 4,1% de inflación mensual.

Los alimentos y bebidas siguen impulsando el alza. De acuerdo al relevamiento de LCG la inflación mensual se aceleró en las últimas dos semanas de diciembre y las carnes sostuvieron el mayor aumento, de 13% promedio, seguido por frutas, comidas para llevar y productos de panificación, cereales y pastas.

 

Por otro lado, en diciembre aumentaron un 10%, por primera vez en el año, las cuotas de la medicina prepaga. “Eso dio un impulso adicional a una inflación que venía mostrando signos de aceleración y se le sumó un aumento en los combustibles de 4,5%, subas en carnes, turismo y otros precios estacionales , detalló Suardi desde Eco Go.

En lo que respecta exclusivamente al rubro Alimentos y Bebidas no alcohólicas, la suba de precios acumulada hasta noviembre fue de 36,1%, por lo que con un registro de 3% el precio de los alimentos cerraría 2020 con un aumento superior al 40%, como adelantó El Cronista.

Teniendo en cuenta el salto en la inflación núcleo que se dio en noviembre y se ubicó cerca del 59%, de acuerdo al REM, se pronostica para la inflación núcleo de diciembre una disminución a 38,2%.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios