En EE.UU. y Europa, el Gobierno buscó transmitir confianza a inversores

Estuvo en Washington y en Nueva York; hoy se une a comitiva en Davos. Gobierno mantiene postura de no buscar financiamiento en 2019. El mercado se muestra más optimista

El Gobierno mantiene su postura: este año no se va a salir a emitir deuda en los mercados internacionales. No obstante, que los inversores estén tranquilos sobre la evolución de las variables macro, de la capacidad de pago de la deuda y despejar dudas del programa financiero llevó a que el secretario de Finanzas, Santiago Bausili, mantuviera reuniones con inversores en Londres, Washington, Nueva York en los últimos días, y seguirá mañana en Davos.

En la ciudad suiza se unirá a la comitiva argentina conformada por el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, que participan desde hoy en el Foro Económico Mundial que se hace todos los eneros en Davos.

Los inversores están más confiados, aseguran personas que participaron en algunos de los encuentros de los últimos días con los funcionarios argentinos. De hecho algunos informes, como el del JP Morgan, proyectan que habrá una baja volatilidad en el mercado de cambios y que la inflación disminuirá en la segunda mitad de este año.

"Mucho mejor tono que el año pasado. Mucho menos stress del lado de ellos. Los precios lo reflejan. Siguen viendo buenas perspectivas", describieron desde el entorno de Bausili tras los encuentros en Londres, Washington y Nueva York.

En los intercambios que hubo se tocaron varios temas. A pocos meses de las elecciones presidenciales, las dudas sobre el rumbo económico de quien gane y gobierne los próximos cuatro años sigue jugando. Los inversores apuestan a la continuidad del modelo, aunque preguntaban sobre reformas que podría haber tras las elecciones, puntualmente en 2020 y 2021.

Pero también las consultas fueron sobre la recuperación económica que vaticinan en el Gobierno, que tras una caída prevista de 0,5% en el PBI de 2019 ahora mejoraron la perspectiva a crecimiento nulo pero sin contracción.

Tras la devaluación del año pasado, la estabilidad cambiaria también se llevó parte de las consultas, además de las preguntas que formularon sobre 2020 y 2021 en cuanto a las reformas que deberá emprender la siguiente administración.

Sobre el programa financiero, desde el Gobierno aseguran que los desembolsos del Fondo Monetario Internacional alcanzan. De hecho, este año cubre poco más de la mitad del financiamiento necesario para cubrir la brecha. En marzo deberá darse el próximo desembolso, el más grande dentro del programa con el FMI a tres años, por unos u$s 11.000 millones. Aún no está definido cómo se irán pasando los dólares a pesos, punto que se discutirá con el FMI en la próxima misión que será en febrero.

En las presentaciones, la comitiva argentina que se reunió con inversores mostró el programa financiero para 2019 y 2020 actualizado a enero. Aseguran que con una renovación menor de las Letes (Letras del Tesoro) menor a la prevista de manera inicial el plan cierra. "El mayor saldo inicial de caja, como resultado de una mayor refinanciación de los vencimientos en 2018 a la originalmente prevista, implica que la necesidad de refinanciar los vencimientos de corto plazo se redujo al 46% en contraste con el 60% originalmente previsto", marcan en Hacienda.

Mantienen que "el programa financiero para 2019 continúa mostrando que no hay una necesidad de recurrir a financiamiento en el mercado internacional de capitales", aunque claro, renovar vencimientos implica que la confianza en activos argentinos se fortalezca, además de que allana camino a provincias y empresas, en caso de que necesiten financiamiento en el exterior.

A su vez, en Hacienda se envalentonan y aseguran que si el refinanciamiento de los vencimientos de corto plazo (de Letes y Lecap) en 2019 fuese igual o mayor al 70%, el saldo de caja acumulado al cierre del año permitirá eliminar las necesidades de financiamiento neto en 2020.

Tags relacionados