En Ciudad, habrá que demostrar "ficha limpia" para ser candidato

La Legislatura tratará un proyecto para excluir de las listas a toda persona condenada por sobornos, malversación de fondos, encubrimiento o el cobro indebido de impuestos. Lo impulsa el oficialismo legislativo referenciado con Graciela Ocaña.

Los porteños acudirán por primera vez en la historia a elegir Jefe de Gobierno y presidente en fecha unificada, tal como permite el recientemente sancionado Código Electoral, que a poco de votado, ya pretende modificarse para incorporar una "cláusula anticorrupción".

Por iniciativa de la bancada oficialista en la Legislatura, referenciada con Horacio Rodríguez Larreta, se pretende limitar la presentación de precandidatos que posean condenas por sobornos, malversación de fondos, negociaciones incompatibles con la función pública, y otros delitos tipificados en el Código Penal vigene a nivel federal.

Los ediles porteños de Confianza Pública, el bloque identificado con la diputada nacional Graciela Ocaña, que a su vez integran el bloque legislativo larretista, proponen impedir la inscripción de personas objetadas en la Justicia como candidatos.

Entre los delitos prohibitivos de una candidatura, el proyecto ingresado el pasado jueves lista el cohecho y tráfico de influencias; la malversación de caudales públicos; las negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas, el enriquecimiento ilícitoencubrimiento, y fraude en perjuicio de la administración pública.

La imposibilidad de candidatearse será efectiva para aquellos que tengan sentencia condenatoria en segunda instancia del proceso y hasta su eventual revocación, o bien tras cumplir la pena correspondiente.

En este supuesto, podrá ser candidato para un cargo electivo distrital (jefe o vicejefe de gobierno, legislador o miembro de una junta comunal) todo aquel que cumpla la condena correspondiente.

Gastón Blanchetiere, impulsor del proyecto,

 

Inspiración brasileña

El legislador Gastón Blanchetiere, autor del proyecto, lo presentó en la casa de leyes de la Ciudad como una norma que apunta a establecer la "ficha limpia" de los candidatos, en referencia a la iniciativa popular sancionada en 2010 en Brasil, bajo el gobierno de Lula Da Silva, para ampliar las condiciones de "inelegibilidad", luego de una campaña impulsada por la Iglesia católica en más de una década.

"Este era un tema que, si bien se empezaba a discutir, no formó parte de la discusión principal del Código Electoral, y por eso entendemos que era necesario dar el debate, ponerlo en agenda, y ver las posibilidades de avanzar con una agenda de integridad que tiene el Gobierno de la Ciudad", reseñó Blanchetiere a El Cronista.

Pese a las buenas intenciones, el trámite podría llevar meses y no regir en la inminente elección, ya que para ser aprobada, esta ley requiere la mayoría calificada de 40 votos sobre 60 escaños del hemiciclo legislativo para modificar el Código Electoral. A su vez, habrá que convencer a la oposición, por ahora en minoría, de que el proyecto no procura una "persecución judicial".

"El proyecto excluye de candidaturas a cualquier persona con una condena firme, supongamos, en la Cámara de Casación, y eso despeja toda duda sobre el principio de inocencia y la constitucionalidad de la norma", razonó el legislador impulsor del cambio, al interpretar que esta "cláusula anticorrupción" "apunta a elevar la calidad de los candidatos".

Tags relacionados