Empresarios "recalculan" sus negocios tras medidas de control de cambios

Admiten que era una medida necesaria pero que llega muy tardíamente y piden estabilizar los mercados. Domingo cargado de tensión, intentando anticiparse al impacto sectorial que se verá a partir del lunes

Desde hace varios días y pese a las moderadas declaraciones de las principales entidades empresarias, entre los hombres y mujeres de negocios se descontaba puertas adentro que "algo había que hacer" y que "con uno u otro gobierno estas medidas se iban a tomar".

Por eso la decisión de la Casa Rosada de adoptar el control de cambios que concentra el impacto en las empresas y no así en los ciudadanos de a pie, no sorprendió a nadie. "Esto es descontar cosas que se venían hacia adelante", señaló un importante empresario del sector de industrial, y agregó que "indudablemente, volvimos a las medidas que desde el exterior creían que iban a tomarse si la Argentina iba a una situación crítica y de insolvencia".

La primera reacción de muchas empresas fue encerrarse el domingo para evaluar la situación. "Hay mucha gente reunida hoy (por ayer, domingo) junto a sus asesores para ver qué impacto inmediato tiene en su actividad", indicó otra fuente empresarial. Es una instancia de análisis empresa por empresa.

"El lunes tenemos reunión del Consejo General de la UIA y no me cabe duda que este tema estará sobre la mesa", indicó un miembro de la conducción de la entidad.

"Es una medida que no nos gusta a nadie, pero a estas alturas después de cómo fue el viernes y lo que se venía el lunes, era inevitable", señaló Javier Goñi, CEO de Ledesma. Y aclaró que "a priori, el impacto en la empresas dependerá de la flexibilidad del BCRA, pero habrá que ver". De todas maneras, considera que "todo esto tiene una raíz política, por eso es clave que los políticos de ambos partidos estén a la altura de las circunstancias".

Daniel Funes de Rioja, titular de Copal y vicepresidente de Asuntos Legales e Internacionales de la UIA, precisó que "son medidas intervencionistas en el medio de una crisis que, evidentemente, se precipitó, pero fue la profecía autocumplida, porque lo único que uno podía discutir si esto pasaba ahora o después de las elecciones". Y remató: "Esto no es no es lo deseable pero es inevitable".

Para el dirigente industrial José Urtubey el control de cambios "muestra el deterioro que hay en el sistema financiero, económico y cambiario". Considera que son "medidas tardías", que van a "burocratizar más las operaciones de las empresas" y no descartó un efecto al alza sobre el dólar informal o blue.

"Lo que estamos viendo ahora no es la consecuencia de la salida de dólares del último mes", recordó Teddy Karagozian, presidente de la textil TN&Platex, sino "el resultado de tres años y medio de desperdicio de dólares, utilizando la tasa de interés para frenar el alza y promoviendo así la importación de bienes superfluos".

Así, se impidieron las ganancias de las empresas manufactureras y por eso no invirtieron lo suficiente, consideró el empresario. "El sector productivo no se verá afectado por estas medidas, sino más bien el sector financiero", indicó Karagozian.

Desde Coninagro, su titular Carlos Iannizzotto, estimó que "en un barco tambaleante en materia cambiaria, las medidas suenan lógicas pero son muy tardías, se tendrían que haber tomado mucho antes". Y enfatizó en la necesidad de consenso entre los principales candidatos.

En este contexto, sorprendió el comunicado de CARBAP, reclamando a los exportadores "frenar su insaciable voracidad comercial", por incumplir una resolución sobre liquidación de divisas, que perjudica a los productores.

Tags relacionados