Empresarios le pidieron a Guzmán un acuerdo con el FMI, con consenso político y social previo

Desde la  Asociación Empresaria Argentina le solicitaron al ministro de Economía, Martín Guzmán, más "señales" para recrear la confianza en el rumbo de la Argentina y fortalecer inversiones.

Dueños de compañías enrolados en la Asociación Empresaria Argentina (AEA) le pidieron al ministro de Economía, Martín Guzmán, más "señales" para recrear la confianza en el rumbo de la Argentina y fortalecer inversiones.

Ocurrió durante un encuentro durante el cual el funcionario les pidió manifestar sus puntos de vista sobre la política económica.

Hubo planteos sobre la necesidad de previsibilidad y menos impuestos, y algunos empresarios mencionaron la necesidad de alcanzar un "acuerdo entre diferentes sectores", en el marco de la pandemia.

El encuentro, que se mantuvo en el bajo perfil y se realizó ayer, lunes, le sirvió a Guzmán para contar con impresiones de primera mano de quienes toman decisiones de inversión en el país, y de paso mostrarse como el coordinador de toda la política económica.

Por la AEA participaron su presidente Jaime Campos; Paolo Rocca (Techint), Alfredo Coto (Supermercados Coto), Carlos Miguens (Grupo Miguens), Federico Braun (La Anónima), Alberto Grimoldi (Grimoldi), Enrique Cristofani (Santander), María Luisa Macchiavello (Droguería del Sud) y Héctor Magnetto (Clarín).

Guzmán los recibió acompañado por el sacerdote jesuita Rodrigo Zarazaga, presidente del Centro de Investigación y Acción Social (CIAS) y uno de los impulsores de la gesta solidaria durante la pandemia que se conoció como Seamos uno, en una sala cercana a su despacho.

El ministro brindó algunos detalles sobre la marcha de las negociaciones con el FMI para refinanciar el préstamo anterior por u$s 44.000 millones.

Explicó que el Ministerio de Economía está trabajando para intentar cambiar las expectativas en el mercado y dar más certidumbre.

Los empresarios le plantearon la importancia del respeto de los contratos y las reglas de juego claras, como condición necesaria para el desarrollo de los negocios.

 

También la necesidad de ir hacia un equilibrio fiscal de manera gradual, una vez superada la pandemia de coronavirus.

Señalaron que para incentivar las inversiones debe haber una baja gradual de los impuestos distorsivos.

Para los empresarios de la AEA, hay que recobrar la confianza en el país para que se den las inversiones que interpretan son el único motor para la generación de empleo genuino, según indicaron fuentes que tuvieron acceso al cónclave.

Aprovecharon el encuentro también para manifestar la dificultad que llevó a las firmas para cumplir con sus compromisos uno de los aspectos del reforzamiento del cepo cambiario: el que las obliga a refinanciar el 60% de sus deuda en dólares y que da la posibilidad de acceder al tipo de cambio oficial para pagar el 40% restante.

Incluso todos, algunos empresarios dijeron que para reconstruir la confianza hace falta un "acuerdo político y económico" entre los sectores, que incluyan empresas, sindicatos, organizaciones sociales y al Gobierno.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios