Empresarios de la carne denuncian "fracaso absoluto" en control de precios

Aseguran que “la contradicción que exhibe el precio del lomo, que es más barato que cuatro hamburguesas, es un ejemplo”.

El presidente de la Cámara de Industria y Comercio de Carne y Derivados (CICCRA), Miguel Schiariti, aseguró hoy que la política de control de precios “no funciona” y consideró que las decisiones adoptadas para regular el precio de la carne fueron “un fracaso absoluto”.

“La contradicción que exhibe el precio del corte de lomo y el valor de las hamburguesas tiene que ver con el atraso cambiario y el 15% de retenciones que rige para la exportación de carne bovina, y así no se puede exportar”, aseveró Schiariti en diálogo con Radio 10.

Por ello, el dirigente de la industria frigorífica sostuvo que “el control de precios no funciona” y manifestó que las dificultades de rentabilidad que presenta el negocio cárnico estaría impulsando la llamada liquidación de vientres, tal como pasó en el 2010, momento en el que se dispararon los valores cárnicos en las góndolas y carnicerías.

También sostuvo que es “absoluto el fracaso” de la política aplicada por la Casa Rosada para regular el precio interno de la carne vacuna, y consideró que el fallo en las decisiones gubernamentales es “uno más, no de (el secretario de Comercio Interior, Guillermo) Moreno, sino de este gobierno, que sigue sosteniéndolo desde hace casi siete años”.

“El 94% de la carne que se produce, se consume en el mercado interno, y hay sobreoferta de carne y los precios se mantienen deprimidos, en cambio hacer una hamburguesa tiene costos industriales y de transporte y/o electricidad, todos costos que han sentido un fuerte ajuste en los últimos tiempos”, comentó.

Schiariti explicó que “es probable que Moreno esté contento” con las medidas adoptadas hasta aquí, y sus resultados, debido a que sostuvo que “el objetivo de Moreno en política agropecuaria ha sido destruir al sector” agropecuario.

Allí, el dirigente de CICCRA aseguró que “va a ocurrir lo mismo que pasó en el 2010, cuando se liquidaron 10 millones de cabezas y el kilo de carne pasó de 15 pesos a un valor de 40 de un día para otro”.

Afirmó que el índice de faena de hembras, que indica cuál es el nivel de liquidación o retención de los vientres en el stock de la hacienda, pasó de un 38% a actualmente a un 43%.

“Da la sensación de que en el segundo semestre del 2013 va a comenzar la liquidación de vientres (bovinos), y cuando comienza seis o siete meses después volvemos a tener una estampida de precios y allí el lomo puede pasar a costar $ 140”.

Consultado sobre otros precios vinculados al sector, Schiariti explicó que la Argentina copió el esquema de producción láctea de Europa y aquí “lo que hace que la leche sea tan cara” es la incidencia que tiene las distancias y el costo del transporte, que “eleva los costos”.

La polémica relación entre el precio del lomo y las hamburguesas se conoció mediante una nota publicada por La Nación en la que habla de la insólita distorsión de precios a causa de la inflación y que hace que este corte cárnico, usualmente uno de los más caros, cueste menos que cuatro hamburguesas.

 

Tags relacionados