El trigo salta a u$s 200 en medio de un apretado plan de embarques

Cuando la cosecha está prácticamente finalizada, las ofertas por el cereal disponible cotizaron a valores inéditos para esta época. Entre enero y febrero, se exportarán más de 5,7 millones de toneladas

El precio del trigo en el mercado local se disparó ayer por encima de u$s 200 la tonelada con entrega hasta fin de mes, en un hecho inédito para la altura de la campaña del cereal, cuando la cosecha está prácticamente finalizada y la comercialización del grano ya llega al 74% del total de producción.

Ayer, a dos semanas de que expiren los contratos enero'20 avanzaron a valores máximos desde que comenzaron a negociarse, y terminaron con un avanza de 8,5% en lo que va del año y casi 15% en el último mes.

Eugenio Irazuegui, del área de Research de la corredora de granos Zeni, explicó ante El Cronista que el impulso en los precios del cereal está relacionado por la necesidad de los compradores (exportadores e industria molinera) de hacerse de mercadería para cumplir determinados compromisos.

Eso luego de que se diera una fuerte comercialización de la cosecha triguera en la previa al cambio de gobierno para asegurar precio y cubrirse de la suba de retenciones que finalmente dejó al cereal con una alícuota de 12% (y que puede elevarse hasta 15% según la ley de Emergencia).

Los exportadores llevan declaradas compras por 13,1 millones de toneladas y declararon ventas al exterior por 11,9 millones de toneladas, con lo que aún tienen 1,2 millón de toneladas en su poder para hacer frente a los compromisos futuros con los mercados externos.

Los embarques del primer trimestre de la cosecha (diciembre-febrero) suman 9,6 millones de toneladas, con lo que se romperá el récord alcanzado en el mismo lapso del año pasado. Del total de compromisos, 5,7 millones están previstas exportar entre este mes y el próximo en un cronograma más que acelerado que el año previo. Para marzo, en tanto, los compromisos retroceden hasta 800.000 toneladas de trigo a embarcar, en línea con el mismo mes de 2018.

El ajustado cronograma de exportaciones triguera se produce en un contexto en que la cosecha se acerca a las 19 millones de toneladas, como proyectan las estimaciones privadas y públicas. Así, sólo quedarían por ponerle precio a apenas 6 millones de toneladas, y allí empieza a tallar el factor precio para tentar a los productores a desprenderse de su grano.

Argentina utiliza por año entre 5 y 6 millones de toneladas de trigo para convertirla en harina y abastecer el mercado interno, por lo que el balance está más que ajustado. Según la última información oficial, los industriales harineros llevan comprada recién 1,4 millón de toneladas de trigo para su posterior molienda.

"Se corrobora una importante cobertura de posiciones vendidas que se dieron previo al alza de los derechos de exportación. Esto hace que la mayor necesidad por originar mercadería impulse los precios, principalmente para aquellas entregas más cortas", manifestó Irazuegui.

Así, la diferencia entre la posición enero con los contratos más alejados (como puede ser marzo o julio '20) se achicó en un intento por tentar a los productores a no esperar para desprenderse de la producción en su poder.

En tanto, para Javier Buján, presidente de Kimei Cereales, la suba tiene bastante de especulativa dada la poca oferta de trigo que va quedando para la industria molinera.

Los principales destinos

En tanto, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) indicó que en diciembre los embarques de trigo sumaron 3,9 millones de toneladas, un nuevo récord. Y que el 35% de los envíos tuvo como destino a Brasil, mientras otro 35% partió al sudeste asiático, con Indonesia a la cabeza. En tanto, los restantes envíos se repartieron entre África y América del sur (Chile, Perú, Ecuador y Colombia).

Tags relacionados

Más de Economía y Política