El 'rulo' y el 'bucle': ¿pagan impuestos?

Comprar bonos y dólares en pocos minutos para beneficiarse de la diferencia de cambios puede tener consecuencias en el Impuesto a las Ganancias y el Impuesto sobre los Ingresos Brutos. Qué dicen los expertos.

A raíz de las restricciones cambiarias impuestas por el Banco Central desde el 2 de septiembre, surgieron muchas limitaciones y problemas para las empresas y las personas, pero también oportunidades.

“Es así que, mucha gente ya ha hecho el rulo, el rulo inverso y, ahora, el bucle. Todas operaciones bursátiles, por las cuales se promete ganar mucha dinero, en pocos minutos , enfatizó Ezequiel Passarelli, de SCI Group.

“Pero en ánimos de ganar dinero y no perder la oportunidad, lo que no han pensado es cómo juegan los impuestos , precisó Passarelli.

El rulo consistía en, primero, comprar dólares, por ejemplo a 58 $/u$s, luego, comprar bonos en dólares y, por último, vender el bono, por ejemplo $ 63, y hacer esta operación repetidamente.

El bucle, en tanto, consiste en, primero, comprar Bonar 24 en dólares, por ejemplo a $ 63 con más de u$s 10.000, ya que si se hace la operación por menos de esa cifra la venta no será instantánea, venderlos, hacerse de los pesos y, por último, comprar dólares, por ejemplo a $ 59.

Esta operación tiene la limitación de que se pueden comprar hasta u$s 10.000 por mes.

En ambas situaciones, se termina ganando entre un 5% y 10% en pocos minutos.

En materia fiscal la consecuencia fundamental está en el Impuesto a las Ganancias, indicó el especialista.

El resultado de toda esta operatoria termina siendo una mera diferencia de cambio, dado que no se obtiene una ganancia por la tenencia del bono.

Con los que se gana dinero es con la diferencia de cambio que existe entre la cotización del título y la cotización del billete.

Y las diferencias de cambio no están gravadas en el Impuesto a las Ganancias para las personas humanas, mientras que sí lo están para las sociedades, recordó Passarelli, y concluyo que este resultado no estará gravado en el Impuesto a las Ganancias, terminando con un resultado limpio de impuestos.

En el caso de las sociedades y el Impuesto a las Ganancias, si bien las diferencias de cambio y todos los resultados en general están gravados y pagan impuesto, la realidad es que estas dos operaciones directamente no podrían ser hechas por empresas, sino solo por personas humanas.

Esto es así porque sólo las personas humanas tienen la posibilidad de comprar dólares en el mercado de cambios, hasta u$s 10.000 por mes, a raíz de la restricción dispuestas por el BCRA con el cepo cambiario.

Impuestos provinciales

En lo que refiere al Impuesto sobre los Ingresos Brutos, existe una controversia significativa en cuanto a si las diferencias de cambio están gravadas o no.

Sin embargo, esta polémica se da en el marco de una venta gravada en el impuesto, que fue facturada en dólares.

Y no en estos casos de compraventa de moneda extranjera por una persona humana.

Por este motivo, para Passarelli queda claro que no se debe pagar el Impuesto sobre los Ingresos Brutos.

“Cuando uno gana hasta el 10% en “un solo clic , queda claro que las cosas no son muy razonables y que, en cualquier momento, se debería cortar. Sin embargo, en un país con una carga tributaria tan alta, de las más altas del mundo, se deben aprovechar estos casos que, además, no pagan impuestos , opinó Passarelli.

Tags relacionados