El reintegro para jubilados y beneficiarios de la AUH tendrá un costo fiscal de $ 30.000 millones

El programa empieza en marzo y termina en agosto. Se reintegran hasta $ 700 por mes por beneficiario.

En medio de la controversia sobre el impacto fiscal de la suspensión de la fórmula de movilidad en los haberes que había puesto en práctica el macrismo y los aumentos en las jubilaciones propuestos por el Frente de Todos, el Gobierno definió una jugada para impulsar el consumo en los sectores más vulnerables que, según informó, tendrá un impacto en las cuentas públicas con una suba de unos $ 30.000 millones. 

Así lo informó la AFIP hoy por la tarde a través de un comunicado, ampliado en conferencia de prensa por la titular del ente recaudador, Mercedes Marcó del Pont, en el que se detalló que esos fondos saldrán de partidas del Tesoro, para financiar este instrumento, previsto en la Ley de Reactivación Productiva y Solidaridad Social.

En concreto, la AFIP habilitó ayer el régimen de reintegros para los "sectores vulnerados". La medida consiste en la devolución del 15% del monto total de los consumos en comercios con tarjeta de débito realizadas por jubilados y pensionados que cobran el haber mínimo así como los titulares de la Asignación Universal por Hijo y la Asignación Universal por Embarazo. El reintegro será de hasta $ 700 por mes por beneficiario.

Según se detalló, el impacto fiscal de este reintegro llegará a unos $ 5000 millones mensuales. El gobierno de Mauricio Macri había dado de baja el reintegro de IVA a los jubilados justo un año atrás. En ese momento, el programa tenía una partida asignada en el Presupuesto 2019 de $3141 millones.

En principio, el mecanismo estará vigente entre marzo y agosto de este año, aunque en el Gobierno no descartan prorrogarlo. El universo de beneficiarios asciende a 7,1 millones de personas, entre los titulares de AUH y jubilaciones mínimas.

Las devoluciones serán por los consumos que se realicen en comercios con la tarjeta de débito donde se perciben las pensiones, jubilaciones y asignaciones. Las entidades financieras van a reintegrar el 15% del importe abonado en cada compra dentro de las 24 horas hábiles después de la operación, se detalló desde el ente recaudador.

"Sabemos que el uso de la tarjeta de débito entre jubilados, pensionados y titulares de la AUH es limitado, por eso, para garantizar el impacto de la medida es necesario trabajar junto con el Banco Central, las entidades financieras y otros organismos del Estado para garantizar que los comercios de cercanías se formalicen e incorporen medios de pago electrónico", indicó Marcó del Pont.

Entre los jubilados que cobran la mínima, por ejemplo, el reintegro representará un ingreso potencial adicional del 4,4%, calculan en la AFIP . "Esta medida impulsada por el gobierno para apuntalar la demanda tiene un enorme efecto redistributivo", destacó la administradora.

Tags relacionados